Internacional Noticias Destacadas

La deuda pública de quince países de la UE superó el 60 % del PIB en 2017

Compartir

Bruselas.- (EFE).- Quince Estados miembros de la Unión Europea (UE) registraron al cierre de 2017 un porcentaje de deuda pública superior al 60 % del Producto Interior Bruto (PIB), de modo que situaron el indicador por encima de la marca fijada en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de los Veintiocho.

Los datos los dio a conocer hoy la oficina de estadística comunitaria, Eurostat, organismo según el cual ocho de esos quince países tuvieron tasas superiores al 80 % del PIB.

Así, los Estados miembros con un sector público más endeudado fueron el año pasado Grecia (178,6 %), Italia (131,8 %), Portugal (125,7 %), Bélgica (103,1 %), España (98,3 %), Chipre (97,5 %), Francia (97 %) y el Reino Unido (87,7 %).

Entre las grandes economías de la eurozona, Alemania (64,1 %) también sobrepasó la barrera del 60 %, pero Holanda (56,7 %) ubicó la deuda por debajo.

En el caso español, Eurostat confirmó los datos del Banco de España publicados el pasado 28 de marzo, según los cuales el endeudamiento de las administraciones públicas llegó a los 1.144.298 millones de euros el ejercicio previo, un máximo histórico.

Si se observa el conjunto de la Unión Europea, el porcentaje de deuda pública cayó hasta el 81,6 % del PIB en 2017, tras situarse en el 83,3 % un año antes, mientras que en la eurozona descendió hasta el 86,7 %, frente al 89 % de 2016.

No obstante, en términos absolutos el indicador en los Veintiocho creció hasta los 12.504.712 millones de euros, en comparación con los 12.412.599 millones del ejercicio previo.

En los diecinueve países que comparten la moneda única, el endeudamiento de las administraciones públicas pasó de 9.601.613 millones de euros a 9.685.501 millones en 2017.

El pasado 18 de abril, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya alertó de que la deuda global se encuentra en máximos históricos, al alcanzar el 225 % del PIB mundial, superando incluso el pico registrado en 2009, por culpa en gran parte del creciente endeudamiento de China.

“La mayoría de la deuda pertenece a economías avanzadas, pero China por sí sola ha contribuido al 43 % del incremento desde 2007”, apuntó el director de Asuntos Fiscales del FMI, el portugués Vitor Gaspar, en la presentación del informe fiscal en el encuentro de primavera del organismo.

China, Japón y Estados Unidos son responsables de más de la mitad de la deuda global, un dato significativamente mayor que su participación en la productividad global, según el documento de la institución con sede en Washington.

En la Unión Europea, las menores proporciones de deuda al finalizar 2017 se detectaron en Estonia (9 %), Luxemburgo (23 %), Bulgaria (25,4 %), la República Checa (34,6 %), Rumanía (35 %) y Dinamarca (36,4 %), precisó Eurostat.

Con respecto al déficit público, en los diecinueve países de la moneda única se contrajo desde el 1,5 % del producto interior bruto en 2016 hasta el 0,9 % el año pasado, y en los Veintiocho pasó del 1,6 % hasta el 1 %.

Los superávits se produjeron en Malta (3,9 %), Chipre (1,8 %), la República Checa (1,6 %), Luxemburgo (1,5 %), Suecia y Alemania (1,3 % en ambos), Holanda (1,1 %), Dinamarca (1 %), Bulgaria (0,9 %), Grecia y Croacia (0,8 %) y Lituania (0,5 %), mientras que Eslovenia logró el equilibrio.

Los menores déficits públicos se anotaron en Irlanda y Estonia (0,3 %), Letonia (0,5 %) y Finlandia (0,6 %), en contraste con los más elevados de España (3,1 %), Portugal (3 %), Rumanía (2,9 %), Francia (2,6 %), Italia (2,3 %) y Hungría (2 %).

De ese modo, la oficina de estadística comunitaria confirmó el cumplimiento del objetivo de déficit en España durante 2017, pues el indicador se situó en el 3,1 % del PIB, la cifra pactada con Bruselas para el pasado ejercicio.

Así, las administraciones públicas españolas sumaron un déficit de 36.233 millones de euros en 2017.

Las cifras son ligeramente superiores a las que anunció el Gobierno central el 26 de marzo, cuando precisó que el déficit público equivalió al 3,07 % del producto interior bruto.

Sin embargo, el Ejecutivo ya reconoció entonces que una vez incorporados los 475 millones de euros de ayuda a las instituciones financieras, el dato de déficit ascendía a 36.233 millones de euros, un 3,11 % del PIB.

Related Posts