Internacional

La cúpula militar mundial se reúne hoy tras el ataque químico en Siria

Compartir

Ammán (Jordania).- (Laila M. Rey.- Por Diario EL MUNDO).- Altos cargos militares del mundo árabe y Occidente se reúnen hoy en Ammán para debatir la seguridad regional de Oriente Próximo, con especial atención al último ataque con armas químicas en Siria y que causó la muerte de 1.420 personas, según fuentes de la oposición sobre el terreno.

Los jefes del Estado Mayor de Jordania, así como altos cargos militares de al menos 10 países, como Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, comienzan una serie de encuentros que tienen por objetivo reforzar la cooperación militar y “preservar la seguridad del Reino de Jordania y su población” , declaró una fuente militar a la agencia de noticias semi-oficial Petra.

A pesar del secretismo que rodea a la cumbre, han transcendido nombres tan significativos como el Jefe del Estado Mayor de Estados Unidos, Martin Dempsey, conocido por sus últimas declaraciones contra cualquier posible intervención de su país en el conflicto sirio. Le acompaña el actual comandante del Ejército, el general Lloyd James Austin, con amplia experiencia en Irak y Afganistán.

Mientras tanto, continúan las operaciones militares en Jordania ante posibles escenarios bélicos. EEUU ha desplegado otro ‘Destructor’ en el Mediterráneo Oriental, elevando a cuatro los buques de guerra capaces de disparar misiles de crucero contra objetivos terrestres.

El presidente Barack Obama aún no ha hecho público cuál será su respuesta al presunto uso de armas químicas registrado el pasado miércoles 21 de agosto en los suburbios de Damasco, y que por el método y el número de fallecidos supondría el ataque más grave del régimen sirio contra áreas controladas por las fuerzas opositoras sirias desde que comenzara la revuelta en marzo del 2011.

Los síntomas que presentan las víctimas son semejantes a las producidas por el gas sarín, lo que se consideraría como la violación de la ‘línea roja’ que el presidente Barack Obama anunció que no toleraría. Organizaciones no gubernamentales como Médicos sin Fronteras han certificado la muerte de al menos 355 personas por síntomas neurotóxicos.

Damasco ha negado la utilización de este tipo de armamento contra las áreas controladas por los rebeldes. Ante la continua escalada de la violencia, el Ejército jordano ha desplegado cerca de 120.000 unidades de tropa al norte del país para evitar cualquier posible extensión del conflicto hacia sus fronteras. El reino hachemí también alberga el campamento Zaatari, donde reside el mayor número de refugiados sirios de la zona en situación extremadamente precaria, la mayoría mujeres y niños.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com