Noticias Destacadas Noticias Locales

La convocatoria a elecciones seccionales que sea un deber cívico y moral (vídeo)

Compartir

Pablo Sanmartín Rodríguez
Director de Noticias de @srradioEc

Señores de los partidos y movimientos políticos, esta convocatoria signifique también un deber moral y cívico de ustedes frente a la República y frente al pueblo ecuatoriano, para que esto tenga éxito tenemos que respetar esa sabiduría que nosotros estamos aquí determinando. La virtud política del pueblo ecuatoriano.

Un proceso eleccionario, a lo mejor muy decidor de las cosas actuales, de la política del Ecuador y principalmente la provincia Loja, Cuando hablamos de nuevos elementos, nuevas visiones para encausar el potencial del territorio provincial el potencial de los ciudadanos en un bienestar que debe de ser construido por parte de ésta institucionalidad. A la cual se le entregue el poder por parte de muchos electores. A través de un proceso eleccionario para que sean los gobernantes de estas estructuras tanto parroquiales municipales y de gobiernos provinciales.

Cuando hablamos de este proceso eleccionario por eso manifestamos que estamos convocados para ser candidatos o precandidatos este proceso eleccionario, a través de partidos y movimientos políticos. Pero que esta convocatoria no se tome a la ligera por parte del pueblo. En el sentido que significa ir a llenar vacantes de alcaldes, de prefecto, de concejales, Presidentes de juntas parroquiales.

Y también de vocales de las mismas, no se trata de un concurso abierto de méritos y oposición para llenar estas vacantes. No se trata ni de juventud ni tampoco de la tercera edad.

Esto se trata de ciudadanía de ser verdaderos ciudadanos de Estado en poder precautelar en lo que es. La más alta de gobernabilidad que tiene un estado que se llaman los poderes del Estado la parte institucional y principalmente la parte geográfica del territorio que compone el este del territorio nacional y el pueblo que es el que vive, en ese territorio.

En esas consideraciones llamamos a los partidos y movimientos políticos a tener la prolijidad que la selección de los ciudadanos para poderlos poner en la plantilla de candidatos para ser las posibles autoridades de las estructuras que antes mencionamos, es un deber ético y moral de ir observando la virtud política de los mismos, para que esa virtud sea el soporte y la presentación de esas candidaturas para el proceso electoral 2019.

Aquí no se trata tanto de tener de títulos en maestrías y Phd; aquí se trata más bien de la virtud política que ha demostrado y ha desprendido los ciudadanos en diversos escenarios, donde se desenvuelve la sociedad y dónde ha estado presente las partes de gobernabilidad de una institucionalidad; en el marco parroquial, cantonal y provincial, incluso nacional.

De saber cómo ese ciudadano obro dentro de esa parte política, para poder determinar esa virtud, de la política del conocimiento que debe tener el mismo, cuál ha sido ese valor ético y moral frente a esos procesos, a lo mejor de evaluación, a lo mejor de expresión y opinión sobre temas políticos de un Estado.

Para determinar y encauzar correctamente cuál ha sido su forma de lidiar frente a esas circunstancias, que lo mejor limitaba su expresión opinión; a lo mejor que el argumento o el poder político intentaba frenar su presencia como una fiscalización pública de los actos del Estado, entonces esa virtud en la que debemos seguirla centrando en nuestros comentarios y nuestras opiniones a través de los partidos y movimientos políticos, para que esa tienda política nos diga, bajo estas circunstancias creemos que este ciudadano es el correcto para que pueda llegar a esta instancia de poder donde el pueblo tendrá que autorizarlo para que desempeñen dichas labores de fiscalizador o del gobernante.

Porque hoy hemos visto y esto ha sido una campaña antes de que se convoque el proceso eleccionario de que yo quiero ser candidato a concejal, de que yo quiero ser candidato a Alcalde a Prefecto que los números me respaldan, que las encuestas que nos han medido respaldan y dicen que yo tengo que ser el Prefecto.

Jóvenes adultos y de la tercera edad aquí está mi nombre para el cargo de concejal. No son vacantes las que están con las que va a ver en el 2019, vacantes o a lo mejor cuando uno institución dice necesitamos el apoyo de los ciudadanos para ejercer tal acto administrativo y por eso se va a llamar a un concurso y va a ver un sueldo para ello, no acá se trata de administrar y ejercer el poder político por ejemplo de lata responsabilidad como es una concejalía fiscalización y legislación para el bienestar del cantón, para el bienestar de los habitantes, de eso se trata una concejalía, de apropiarse de los problemas de una ciudad y poder resolverlos.

Acá no hay vacantes, acá se quiere la mejor virtud en lo que es esa experticia del conocimiento político del Estado; y, del devenir del mismo a futuro y quién tiene que describirlo de mejor forma son los partidos y movimientos políticos que hayan observado durante su trayectoria de vigencia como partidos políticos, la virtud de los ciudadanos en materia política.

El día de hoy, yo puedo presentarme a un partido político, pero ese partido político, aún no sabe porque yo no he escrito esa virtud política, el trajinar es el que describe esa virtud política, y allí es el deber de los partidos y movimientos políticos de decir, estos son los ciudadanos que mejor han descrito esa virtud política en beneficio del Estado en beneficio de la República.

Hay ciudadanos que están en la capacidad para ser electos como representantes y hay otros ciudadanos que simplemente se prestan a juegos mediáticos, para poder permitir qué otras huestes que han sido muy perjudiciales para el Estado y para la República puedan seguir operando dentro del plano político.

Es el deber de restaurar la dignidad política del pueblo ecuatoriano y en la provincia de Loja esa dignidad política, no estamos hablando de quitar derechos, no, estamos hablando de ejercer los derechos, para que sean las generaciones que tienen ese nivel y perfeccionamiento de esa virtud política, las que puedan permitir afianzar los pilares de la República y en caso que estén distorsionados enderezar los mismos de acuerdo a vertientes de la prolijidad que descrito muchos estados que han utilizado el mecanismo de la República.

Loja tiene que darse un baño de sinceridad en el conocimiento político, no tenemos que ser versado sin cómo entender la política, pero sí realistas de cuál es el mejor ciudadano en sus capacidades éticas y morales y de esa virtud el que pueda estar al frente de la conducción, de un aspecto legislativo, de fiscalización, esa es la alta responsabilidad que tiene una concejalía; y, de los municipios, el poder gobernar eficientemente los recursos económicos y naturales de un territorio en beneficio de una población y también en beneficio de la cohesión del Estado nacional.

De esa forma tenemos que pensar políticamente, pero no cómo está el día de hoy, el escenario que yo pudo ser candidato, porque tengo la mejor pinta, que a mí me conoce todo mundo acá; no esto no se trata de llenar vacantes en los municipios, peormente en las juntas parroquiales y en la prefectura, estos son temas de Estado y aquí el tema del concurso para llenar vacantes no entra, aquí entra la virtud y la sabiduría en temas políticos el pueblo ecuatoriano.

Esto es un comentario que lo hacemos a través de Prensa Radial de SR. RADIO, a propósito de la convocatoria a elecciones por parte del Consejo Nacional Electoral, bien por la democracia, bien por el pueblo ecuatoriano, pero también tenemos un deber de honor frente a la República frente al estado y frente al pueblo ecuatoriano.

Related Posts