Internacional

Israel ataca posiciones de Hezbolá en Líbano

Compartir

(AFP).- El ejército israelí reivindicó este miércoles por la mañana ataques aéreos contra posiciones de Hezbolá en Líbano, a lo largo de la frontera israelo-libanesa donde patrullan cascos azules de la ONU, en “respuesta” a unos disparos del movimiento chiita contra sus soldados.

“Hubo disparos desde Líbano hacia soldados israelíes […] los soldados respondieron con ayuda de bengalas y disparos. Luego, durante la noche, helicópteros de combate y aviones bombardearon posiciones de Hezbolá”, indicó el ejército israelí en un comunicado, que no informó de víctimas ni daños.

Previamente, las fuerzas armadas israelíes habían anunciado un “incidente de seguridad” cerca del kibutz de Manara, a lo largo de la “línea azul”, frontera de facto entre los dos países, que están técnicamente en estado de guerra.

Varias fuentes israelíes dieron cuenta a la AFP de disparos realizados desde Líbano hacia Israel. Por su parte, la agencia nacional libanesa había informado del lanzamiento de “bengalas” desde Israel hacia el sector de Mays al Jabal, en frente de Manara, y de disparos israelíes de “arma automática”.

El ejército israelí dijo tomar “muy en serio” estos incidentes y afirmó “considerar al gobierno libanés responsable de lo que pasa en su territorio”.

A principios de mes, Israel había ofrecido ayuda humanitaria a Líbano tras las devastadoras explosiones en Beirut y la ciudad de Tel Aviv iluminó la fachada de la alcaldía con los colores de la bandera libanesa, un gesto criticado por una parte de la derecha israelí.

El nuevo incidente se produjo después de que Hezbolá anunciara este fin de semana que había derribado un dron israelí que cruzó la frontera con Líbano, aunque Israel se limitó a anunciar que uno de sus drones había “caído en territorio libanés”.

  • Crítica a la Finul –

Israel acusa a Irán y su aliado Hezbolá de buscar transformar en Líbano cohetes en misiles de precisión capaces de desactivar el escudo antimisiles israelí “Iron Dome” y causa de este modo daños importantes a posiciones estratégicas del Estado hebreo.

Israel afirmó también a finales de julio que había rechazado un intento de infiltración de combatientes de Hezbolá en su territorio.

El movimiento chiita libanés negó toda implicación en el incidente, que tuvo lugar luego de presuntos disparos de misiles israelíes contra posiciones del ejército sirio y sus aliados al sur de Damasco.

Desde el inicio de la guerra en Siria, Israel ha llevado a cabo numerosos ataques en ese país, especialmente contra elementos del Hezbolá libanés y fuerzas iraníes que apoyan al presidente sirio Bashar Al Asad en su lucha contra varios grupos rebeldes.

Unos 10.500 cascos azules de la misión de la ONU en Líbano (Finul) patrullan la frontera entre Líbano e Israel y velan por el cumplimiento de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptada tras la guerra que enfrentó al Estado hebreo y Hezbolá en 2006, para prevenir un nuevo conflicto.

La semana pasada, y en momentos en que se acerca la renovación del mandato de la Finul, Israel pidió una reforma de esta misión a la que acusa de “parcialidad” e “ineficacia” porque, a su entender, no tiene acceso a todas las zonas del sur de Líbano.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com