Compartir

Lo afirmó Aviv Kochavi, máxima autoridad del ejército, durante una visita oficial a París junto al presidente Rivlin. “No permitiremos un establecimiento iraní en Líbano”, le dijo al presidente francés, de activa participación en la crisis libanesa.

El presidente israelí Reuven Rivlin junto a Aviv Kochavi, jefe de Estado Mayor de las FDI, finalizaron este jueves en París una gira por países de Europa y emitieron una advertencia al presidente francés Emmanuel Macron: la pozibilidad de un ataque contra Hezbollah e Irán en el Líbano.

“No permitiremos un establecimiento iraní en el Líbano”, le dijo Rivlin a su par francés. Posteriormente, tras una sesión informativa sobre la actividad de Irán en Siria y Hezbollah en Líbano, Kochavi fue más directo con Macron: “No dudaremos en atacar con fuerza sitios de armas o infraestructura que ayude a nuestros enemigos”.

La advertencia israelí se pronunció enfáticamente en Francia, país que ejerce como principal sostén libanés en la arena internacional. “Líbano se convirtió en un rehén de la organización terrorista Hezbollah, perdió el control de su política de seguridad”, acusó Kochavi.

“Hezbollah posee en la actualidad miles de misiles ubicados en el corazón de una población civil y tienen la deliberada intención de dañar a ciudadanos israelíes. Las FDI harán todo lo posible para evitar esto, registramos miles de objetivos y disponemos de amplias capacidades para destruirlos, y no dudaremos en atacar con fuerza cuando llegue la orden”, afirmó la máxima autoridad militar israelí. “El gobierno libanés es responsable y el Estado del Líbano asumirá toda responsabilidad por las acciones de Hezbollah contra Israel”, agregó.

Rivlin, por su parte, aclaró que Israel no mantiene “ninguna disputa territorial ni bélica con el pueblo libanés” y que espera que “nuestros amigos, incluida Francia, sigan exigiendo la responsabilidad del gobierno libanés por las actividades terroristas llevadas a cabo en su territorio”.

Macron respondió que es importante “evitar el colapso de Líbano y promover la formación de un gobierno” y le compartió a su par Rivlin su preocupación por la situación con Beirut, así como el conflicto iraní y el acuerdo nuclear: “No hay sustituto para las negociaciones políticas y el reconocimiento de las aspiraciones de seguridad y soberanía de todos”.

“Francia está completamente movilizada en pos de encontrar una solución al problema y tenemos la intención de visitar Irán para comprender mejor la situación. Irán debe dejar de violar el acuerdo y tomar decisiones responsables”, declaró el presidente francés.

Rivlin se expresó más escéptico sobre la cuestión iraní: “La visión de paz en Medio Oriente solamente se logrará si hay una oposición decidida a la línea extrema y agresiva que traza Irán a través de su programa nuclear y el apoyo a organizaciones terroristas”, aseveró.

El presidente francés felicitó a su par israelí por los acuerdos de normalización de relaciones alcanzados con Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Marruecos y Sudán. “Es una gran esperanza para el progreso de las negociaciones israelí-palestinas”, dijo. Rivlin se manifestó en el mismo sentido: “Espero que los vientos de cambio que soplan en nuestra región también se vean en la arena palestina y promuevan la restauración de la confianza entre nuestros pueblos.”

“Parece que las voces moderadas, pragmáticas y amantes de la paz se escuchan cada vez más fuerte. Si solamente apoyamos estas voces, Medio Oriente y toda la cuenca mediterránea se beneficiarán en el campo de la energía, el comercio y turismo, una cooperación que traerá prosperidad para todos”, reflexionó Rivlin.

En el cierre del encuentro Macrón calificó a Rivlin como “un amigo” y le agradeció por el trato recibido durante estos años de trabajo en conjunto: “Darle la bienvenida a Francia junto a su esposa fue un momento que nunca olvidaré, y tampoco me olvido cómo fuimos recibidos en su país”.

Ambos también recordaron que el último encuentro ocurrió en Israel, en enero de 2020 en ocasión de la conmemoración de los 75 años de la liberación del campo de concentración de Auschwitz. “Hace un año en Jerusalem prometimos seguir levantando la antorcha de la memoria del Holocausto y la lucha contra el antisemitismo, en donde no hay lugar para el silencio o la apatía. Y el liderazgo francés de hoy, dirigido por usted, demuestra un compromiso real en la lucha contra el antisemitismo y la protección de la seguridad de las comunidades judías francesas”, agradeció Rivlin.

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/global/israel/article/S1VFAXW4d