Nacionales

Irrespeto a normas sobre vinculación y patrimonio en Cofiec

Compartir

Quito.- La administración del Banco Cofiec –entidad que pertenece a la Unidad de Gestión de Derecho Público del Fideicomiso AGD-CFN No Más Impunidad (Ugedep), violó la Ley General de Instituciones del Sistema Financiero, al otorgar créditos considerados vinculados y por montos que rebasan los límites establecidos con respecto a su patrimonio técnico. Esto se desprende del informe que esta semana presentó el superintendente de Bancos, Pedro Solines, ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional.

La Ugedep es representada legalmente por Pedro Delgado Campaña, primo del presidente de la República, Rafael Correa Delgado.

A julio del 2012, el saldo de los créditos otorgados al propio fideicomiso y a empresas que este maneja –incautadas por el Estado a la banca cerrada–, todos bajo la responsabilidad de la Ugedep, sumaba $ 4’681.059.

Otro informe, pero del Cofiec, señala que para septiembre de ese año dicho saldo se encontraba en $ 4’067.355.

En ambos cortes, la cantidad supera seis veces el límite que establece el artículo 72 de la ley, que indica: “Ninguna institución del sistema financiero podrá realizar operaciones activas y contingentes con una persona natural o jurídica por una suma que exceda, en conjunto, el 10% del patrimonio técnico.

En la auditoría GREC de julio del 2012, la Superintendencia de Bancos considera que se han concedido créditos a un grupo económico por encima de su capacidad patrimonial. Si se toman en cuenta los casos específicos de Maxigraf y del fideicomiso, los montos entregados a cada uno ($ 1,08 millones a la primera empresa y $ 1,15 millones a la segunda) exceden dicho límite.

Adicionalmente, para ese organismo de control, la administración del banco no respetó el artículo 73 de la misma ley, que habla sobre la vinculación de créditos. Esto porque “entregó varias operaciones crediticias a empresas que forman parte del Fideicomiso AGD-CFN No Más Impunidad”. Este es administrado por su fiduciaria, la Corporación Financiera Nacional (CFN), pero su propietaria es la Ugedep.

En los vinculados también se menciona al crédito de $ 800 mil concedido al ciudadano argentino Gastón Duzac. Esa operación fue la primera en ser cuestionada y a raíz de la polémica generada se detectaron una serie de irregularidades en la política crediticia del banco, y que ahora están siendo investigadas por la Fiscalía y la Contraloría General del Estado. Ese préstamo tiene que ver con las empresas incautadas, pues el financiamiento se garantizó con bienes de la Agrícola Mercedes (AGM), también en poder de la Ugedep.

Las cifras presentadas por la Superintendencia de Bancos muestran que sin estados financieros y sin garantías reales, el repago de los créditos se volvió cada vez más difícil. Adicionalmente, no existen indicios de que el destino de los fondos haya servido para levantar las empresas.

El tema de si se deben considerar vinculados estos tipos de créditos fue consultado por Pedro Delgado en marzo del 2011, a través de una carta, ante el procurador del Estado, Diego García. En su argumentación, Delgado insistía en que no había tal vinculación. Explicaba que en virtud de la temporalidad como único accionista del fideicomiso y el espíritu propio del Código Orgánico de Planificación que buscaba facilitar la operatividad de estos negocios para que haya una venta favorable, “pensamos que estas empresas incautadas no deberían ser consideradas vinculadas, ni por propiedad, administración ni presunción”, refería en su comunicación.

En un correo electrónico que se hizo público en la Asamblea Nacional esta semana, el presidente ejecutivo del Cofiec, Antonio Buñay, le comunicaba a Pedro Delgado –también en marzo pasado– que la Superintendencia de Bancos “está mirando bien de cerca este tema y no nos permite incrementar riesgos con las empresas donde el fideicomiso consta como accionista”. También hablaba de una consulta al procurador y decía que “está planteada de tal forma que su respuesta esperamos se materialice con la no vinculación”.

Al final, estos tipos de créditos afectaron el patrimonio de la entidad que fue ofrecida en venta a bancos iraníes en febrero del 2012. En marzo pasado, el patrimonio técnico con respecto a activos y contingentes ponderados por riesgo estaba en 23,39%, al hacer el ajuste por la situación actual baja a 9,95%, según el informe de la Superintendencia. Ese índice significa que la entidad no puede hacer colocaciones o captaciones, ya que su solvencia estaría en el límite establecido por este organismo. Y se refería que ese indicador estaba supeditado a un pronunciamiento sobre la vinculación de los créditos.

Otro préstamo: Miglia Heavy Industries
EICA
La empresa Miglia Motors Heavy Industries, que pertenece a la incautada EICA, también recibió un crédito cuyo saldo –a marzo del 2012– era de $ 1’146.810.

Inventarios
La empresa, según la Superintendencia de Bancos, no cuenta con registros de inventarios, por lo que no se sabe si la garantía entregada cubre el crédito.

Provisiones
En este caso, el Banco Cofiec no exigió una póliza de seguros que cubra el 140% del financiamiento, por lo que la operación está descubierta, según la Superintendencia.

Se ordena una provisión de $ 119.411,91.

Related Posts

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com