Tecnología

Insomnio y degeneración macular, entre las consecuencias de la sobreexposición a las pantallas durante el aislamiento

Compartir

(@srradioEc).-El aislamiento, que en Ecuador empezó en marzo, ha ocasionado que gran parte de la población esté dentro de casa la mayor parte del tiempo. Esta nueva realidad ha dado paso a modalidades como el teletrabajo o la educación virtual, lo que, a su vez, ha incidido en que las personas usan de manera constante diferentes dispositivos digitales.

La sobreexposición a la luz azul que emiten estos aparatos puede causar varias afectaciones a la salud visual y a la calidad de vida en general, desde trastornos del sueño hasta degeneración macular.

Karla Aguirre, optómetra de Óptica Los Andes, indica que la mayor cantidad de consultas que se han atendido una vez que se levantaron ciertas restricciones de circulación, son de pacientes que presentan cuadros relacionados con irritaciones, enrojecimiento o fatiga visual.

“Es curioso tener este tipo de pacientes que, antes del aislamiento, no tenían problemas visuales pero, con el paso del tiempo, han empezado a presentar ciertas anomalías”, asegura la especialista. Esto se debe, principalmente, a la sobreexposición a las pantallas electrónicas.

Es por ello que, a las puertas de un nuevo ciclo educativo en la región Sierra, en el que muchos estudiantes de todas las edades iniciarán sus clases en modalidad virtual, es muy importante que se tomen las medidas necesarias para prevenir los efectos de la luz azul en la visión.

Sobre la luz azul y sus efectos en la salud visual

● La luz azul es parte del espectro de luminosidad. Aunque es también emitida por el sol y es imperceptible para el ojo humano, este tipo de luz proviene, principalmente, de fuentes artificiales como focos LED, pantallas de tabletas, televisores, computadoras y teléfonos. Por eso es que, actualmente, los dispositivos electrónicos son la principal fuente de luz azul que existe en el mundo.

● La sobreexposición a este tipo de luz puede causar diferentes trastornos de la salud visual. Según la especialista de Óptica Los Andes, los más importantes son:

○ Conjuntivitis: La resequedad ocular puede causar la inflamación y el enrojecimiento notorio de la conjuntiva, causando este trastorno.

○ Meibomitis: Es la inflamación de las glándulas de meibomio que se sitúan en el párpado. Son las encargadas de la producción de grasa y liberación de la lágrima. Cuando estas glándulas se inflaman no liberan la grasa y se reseca el ojo de manera acelerada.

○ Síndrome de ojo seco: Este trastorno se origina debido a que cuando la persona está frente a las pantallas, se reduce significativamente el parpadeo. Esto causa resequedad en los ojos y, cuando se quiere ver de lejos, no permite que el ojo enfoque de manera correcta el objeto.

○ Queratitis: Es la inflamación de la córnea provocada por la evaporación de la lágrima. Se da principalmente por estar constantemente fijando la mirada en pantallas digitales.

○ Degeneración macular: Esta patología se da cuando existen anomalías en los vasos sanguíneos que irrigan la retina. Aunque suele darse producto del envejecimiento, esta enfermedad aparece cada vez más en pacientes más jóvenes teniendo como causa principal la sobreexposición de los ojos a dispositivos digitales.

○ Síndrome visual informático: Es una alteración visual reversible que afecta a la superficie ocular producto de la alta exposición y enfoque prolongado de los ojos a los equipos digitales durante horas. Los síntomas y signos más frecuentes incluyen: visión borrosa y doble, ardor, enrojecimiento, fatiga o cansancio ocular, dolor de cabeza, dolor de cuello y cansancio.

○ Insomnio: El uso de dispositivos digitales como celulares o tabletas, durante la noche, tiene efectos perjudiciales para la salud. Es posible que, debido a esto, la persona no tenga un sueño reparador y que al otro día amanezca con fatiga. Incluso, Aguirre recomienda evitar el uso de pantallas cuando la persona se dispone a dormir, pues esto puede dificultar la conciliación del sueño.

Sobre las precauciones para evitar daños por la luz azul

● El aislamiento ha elevado considerablemente el número de pacientes con problemas de la visión. Esto se debe, principalmente, a la sobreexposición a las pantallas de dispositivos electrónicos y que, al estar dentro de casa, el ojo pierde “entrenamiento” para ver cosas de lejos. “Una persona que está teletrabajando o teleestudiando, pasa de la computadora al celular, luego a la televisión, luego a la computadora de nuevo…por lo que sus ojos están expuestos todo el tiempo a la luz azul, causando ciertos trastornos en la visión en los pacientes”, asegura Aguire.

● El uso de lentes con filtros de luz azul es una ayuda idónea para evitar los daños causados por este tipo de luz en los ojos. Estos lentes filtran determinada cantidad de esta luz, lo que permite que los ojos estén resguardados cuando una persona pasa tiempos prolongados frente al computador. Además, no solo que filtran este tipo de luz, sino que indirectamente generan el hábito del parpadeo y ayudan a que la vista no se fatigue. Otro beneficio de estos lentes está dado porque contribuyen a la regulación de los ciclos de descanso, brindando una mejor calidad de sueño a las personas.

● La postura al estar frente al computador es un factor determinante. La especialista recomienda tener una distancia de al menos 50 cm. del computador al momento de teletrabajar o telestudiar. En el caso de los celulares, se recomienda una distancia que va de 35 cm. a 40 cm.

● Las pausas activas son muy buenas también para los ojos. Aguirre recomienda realizar una pausa de 10 a 15 minutos cada 2 horas. En esta pausa, es recomendable salir a una ventana y tratar de ver a lo lejos y luego de cerca. Esto permitirá que el ojo ‘se despierte’ y evita problemas como la fatiga visual o como el desenfoque cuando se ve a lo lejos después de haber usado el computador.

● Realizar ejercicios para los ojos es otra recomendación. La experta recomienda mover los ojos de arriba a abajo, de izquierda a derecha, fijar la vista en la punta de la nariz y luego ver a lo lejos. Esto ayudará a la dinámica del parpadeo y evitará la irritación o el enrojecimiento de los ojos.

● Existen en el mercado algunos dispositivos que permiten configurar la pantalla de manera que emita una menor cantidad de luz azul. “Es recomendable que los usuarios activen esta opción y que mantengan sus dispositivos en esta configuración mientras permanecen en casa, pues así se evitará la fatiga y el cansancio visual producto del uso constante de pantallas electrónicas”, asegura la especialista de Óptica Los Andes.

● Antes de iniciar un nuevo ciclo educativo, es muy importante también que los estudiantes, desde escolares hasta universitarios, se realicen un chequeo visual para determinar cuál es el estado de sus ojos y tomar los correctivos necesarios en caso de que se diagnostique algún defecto o afección visual.

En Óptica Los Andes, por ejemplo, se realiza un examen optométrico gratuito que comprende una serie de pruebas en las que se evalúa qué tan óptimo está el sistema visual para realizar las actividades cotidianas de cada individuo. Este examen consta de las siguientes evaluaciones: agudeza visual, refracción, movimientos oculares, coordinación de ambos ojos como equipo o binocularidad, percepción de profundidad, enfoque o acomodación, memoria visual, lateralidad y direccionalidad.

● De igual manera, existe un examen oftalmológico, con costo, en el que un profesional oftalmólogo realiza una valoración sobre el estado anatómico y funcional del ojo, anexos y estructuras relacionadas del mismo. Además se revisan patologías y sus respectivos tratamientos.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com