Nacionales

Indicios penales en compras de equipos médicos para hospitales del IESS

Compartir

(Diario EL UNIVERSO).- Indicios de responsabilidad penal en los procesos precontractual y contractual para la provisión de equipos médicos destinados a las áreas de Oncología en los hospitales del IESS en Quito, Guayaquil y Cuenca fue lo que determinó un examen especial de la Contraloría General del Estado.

El informe sobre el proceso de licitación, que comenzó en abril del 2009 y se firmó en febrero del 2010 por un monto de $ 10’556.536, fue enviado a la Fiscalía, que ya inició una indagación con el fin de determinar si existen delitos en contra de la administración pública.

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) requirió la adquisición, instalación y funcionamiento de tres aceleradores lineales (aparato electrónico que acelera partículas y sirve para el tratamiento de pacientes con cáncer), tres tac simuladores y tres sistemas de dosimetría para los hospitales Carlos Andrade Marín, Teodoro Maldonado Carbo y José Carrasco Arteaga, de Quito, Guayaquil y Cuenca, en su orden.

El examen especial de la Dirección de Auditoría 4 de la Contraloría cubrió el análisis al proceso de licitación 015-IESS-2009 para la compra de dichos equipos médicos (que aún no están en funcionamiento) por el periodo entre el 1 de enero del 2009 y el 31 de agosto del 2011.

Los servidores del IESS que actuaron durante el tiempo examinado por la Contraloría constan en un anexo encabezado por el presidente del directorio, Ramiro González, y otros 38 funcionarios.

Respecto al proceso precontractual, el documento reseña que para la provisión de los equipos médicos se presentaron tres oferentes: Siemens S.A., Overseas Agencies C.A., y Equipos e Insumos Médicos Jon & Die Medical.

Esta última fue la calificada como ganadora de la licitación, “…por cumplir con todas las especificaciones y requerimientos técnicos, financieros y legales, y ofrece a la entidad las mejores consideraciones presentes y futuras”, según el acta de la Comisión Técnica del IESS, que sugirió la adjudicación a esta compañía.

Pero los auditores señalan en su informe que Jon & Die Medical no cumplió con todos los requisitos. Y citan que el IESS, a través del portal del Instituto de Compras Públicas (Incop), solicitó a las tres compañías la convalidación de once documentos y que para la Comisión Técnica del Seguro Social solo la mencionada empresa cumplió con subir más información a la red.

No obstante, los auditores resaltan el certificado del Incop que detalla que ninguna de las tres empresas convalidó la información. También expone el testimonio del propio gerente de Jon & Die Medical, Rafael González, que dice: “No conocíamos si había alguna solicitud de convalidación y tampoco ingresamos al link (del Incop)…”.

Esa afirmación es opuesta al informe de la Comisión Técnica del Seguro Social que refiere que Jon & Die Medical fue la única empresa que convalidó información y que por tanto se convirtió en la única que cumplía con todos los requisitos establecidos.

Pero no fue lo único que se incumplió, según el examen de la Contraloría, los oferentes debían presentar al menos dos certificados que demuestren la capacidad para ejecutar el contrato; sin embargo, Jon & Die Medical en lugar de señalar a qué instituciones les ha vendido equipos, adjuntó una lista de entidades que la empresa Genelectric vendió al país.

Tampoco se explica que a las otras compañías oferentes se las haya evaluado con “cero”, cuando tres días antes la Subcomisión de Apoyo sí les dio puntajes.

Conclusión
Incumplimiento

“Los miembros de la Comisión Técnica (del IESS) no consideraron el informe de la Subcomisión de Apoyo para la adquisición de los equipos médicos de la licitación 015-IESS-2009, por lo que no se verificó el cumplimiento de requisitos mínimos y se adjudicó a una empresa que no cumplía con estos, sin que se conozca si fue la oferta más conveniente para los intereses de la entidad”.

Related Posts

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com