Notas Curiosas

Increíble: miles de personas quieren beber el líquido del misterioso sarcófago hallado en Egipto

Compartir

(Por. LA NACION).- A principios de julio, en la ciudad portuaria de Alejandría, al norte de Egipto, un grupo de arqueólogos halló un ataúd gigante de 27 toneladas que podría convertirse en el mayor descubrimiento de todos los tiempos. La tumba, que se mantuvo intacta por 2.000 años, generó rumores y expectativas: ¿tendría los restos del líder griego Alejandro Magno?

De acuerdo con los expertos que lo abrieron, el misterioso sarcófago contenía tres esqueletos humanos hundidos en un agua residual de color marrón, tan pestilente que los arqueólogos tuvieron que usar máscaras para hacer su trabajo.

El hallazgo ahora sumó un nuevo capítulo. Incluso, más increíble. Miles de personas firmaron una petición para beber el líquido hallado dentro del sarcófago. El artífice de esta iniciativa es Innes McKendrick, un programador de juegos escocés, quien lanzó una petición en el sitio Change.org para poder extraer el “elixir de la vida”, y crear con él una bebida energética.

La solicitud, dirigida al “rey de los esqueletos”, dice: “Necesitamos beber el líquido rojo del sarcófago oscuro maldito en forma de algún tipo de bebida energética carbonatada para que podamos asumir sus poderes y finalmente morir”. El objetivo es llegar a las 25 mil firmas y ya superaron las 22 mil.

Según el microbiólogo Rolf Halden, director del Centro de Ingeniería de Salud Ambiental de la Universidad Estatal de Arizona, EE.UU., quien tomara el líquido podría estar expuesto a “algo malo”. En diálogo con el sitio Live Science, el especialista afirmó que el líquido, que corresponde a aguas residuales que se filtraron dentro del sarcófago, contiene microorganismos como virus y bacterias extremadamente difíciles de matar.

Qué se encontró en el sarcófago

“Encontramos los huesos de tres personas, en lo que luce como un entierro familiar. Desafortunadamente las momias dentro del sarcófago no estaban en las mejores condiciones y solo quedaban los huesos”, dijo Mostafa Waziri, el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto.

Los expertos comentaron que es posible que los tres individuos hallados fueran soldados en la época de los faraones. Se dice que el cráneo de uno de ellos presenta grietas consistentes con heridas de flechas. Un busto de alabastro también fue encontrado junto a los restos humanos.

Su peso es de 27 toneladas y se cree que data del período Ptolemaico temprano, que comenzó en el año 323 a.C., luego de la muerte de Alejandro Magno. Los arqueólogos se dedicarán ahora a estudiar detenidamente el sarcófago, para identificar en qué época vivieron sus ocupantes y cómo murieron.

Related Posts