Noticias Locales

Importancia de conservar los bosques para combatir el cambio climático

Compartir

Loja.- Las actividades de deforestación amenazan los bosques tropicales de montaña y los páramos. Estos tienen un rol muy importante en la mitigación del cambio climático, por sus propiedades de captación y retención del carbono. Entonces es preciso efectuar investigaciones sobre la biomasa que estimulen estudios bioclimáticos y acciones de conservación de ecosistemas.

Por: José Miguel Samaniego – Universidad Técnica Particular de Loja / Junio, 2019

Los bosques absorben y almacenan carbono

“Los bosques son los pulmones de la tierra” es un popular aforismo cada vez más usado en el contexto del cambio climático global. Echemos un vistazo a los mecanismos de funcionamiento de estos pulmones.

Debido al proceso biológico de las plantas, los bosques juegan un rol muy importante en los ciclos del carbono de nuestra atmósfera. Esto se debe a su capacidad de retener el carbono y de emitir oxígeno. Este proceso ocurre a través de la fotosíntesis, la cual transforma el CO2 en biomasa almacenando así el carbono en la vegetación.

Tomando en consideración lo dicho, en cuanto a los gases de efecto invernadero la deforestación de bosques tiene un doble efecto negativo para el planeta: por un lado disminuye la posibilidad de captación del carbono que se dirige a la atmósfera y, por otro, al deforestar cualquier tipo de bosque provoca que el carbono acumulado bajo estos bosques comience a salir, emitiendo grandes cantidades de este gas. Hay que tomar en cuenta que los bosques del mundo retienen del 70 al 90% del carbono terrestre.

Biomasa

La protección de los árboles es fundamental si pretendemos mitigar el cambio climático en los próximos años. Debido a su gran contenido de madera, los árboles más altos aportan hasta el 70% de la biomasa de un bosque.

El diccionario de la lengua española ofrece dos definiciones de biomasa. La primera concierne a la cantidad de materia orgánica en un lugar determinado; esta usualmente se mide en unidades de peso por volumen o área. La segunda refiere a la materia orgánica que puede ser utilizada en plantas energéticas de biomasa; esta suele medirse directamente en unidades de energía.

En otras palabras, hay una distinción entre la descripción de la materia orgánica de un lugar, y la utilidad de recursos orgánicos para generación de energía eléctrica o térmica. En este artículo nos enfocaremos en la primera; específicamente, en la biomasa de los bosques tropicales de montaña y páramos.

La biomasa en bosques tropicales

Estos bosques son los que se encuentran en las montañas de las zonas tropicales. En promedio, su altitud varía entre los 1600 y los 2500 metros sobre el nivel del mar.

Aunque sus árboles no crecen tan alto como aquellos de los bosques amazónicos, sí presentan una gran diversidad de tamaños y de la forma en que se distribuyen. Esto se debe a las condiciones climáticas que varían en función de la altura. Por ejemplo, en los valles el bosque está más protegido de los vientos debido a las colinas circundantes. Sobre ellas, el viento, las temperaturas bajas y las precipitaciones empiezan a afectar a la vegetación, y los árboles resultan más pequeños. Mientras tanto, en las cumbres hay incluso menos protección y los árboles empiezan a desaparecer hasta encontrarnos con los páramos.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com