Internacional

Hollande: seré juzgado por lo que haga con la juventud y la justicia

Compartir

Por RFI

En su primer discurso como presidente electo de Francia, François Hollande declaró que sus prioridades serán las nuevas generaciones y la igualdad. Aseguró que ‘la austeridad no puede ser una fatalidad’, aunque se comprometió a una ‘reducción de los déficit y la deuda’. Promete ‘un tiempo nuevo y una gran esperanza para Europa’.

“En este 6 de mayo, los franceses acaban de elegir el cambio llevándome a la presidencia de la República”, dijo François Hollande en su primer discurso como nuevo presidente en Tulle, (departamento de Corrèze del que es diputado), antes de salir rumbo a París, donde miles de simpatizantes lo esperaban en la plaza de la Bastilla.

“Demasiadas fracturas, demasiadas heridas, demasiada ruptura, demasiados cortes han podido separar a nuestros compatriotas”, sostuvo Hollande, que obtuvo el 51,1% de los votos, escrutadas tres cuartas partes de los sufragios.

El nuevo jefe de Estado pidió ser juzgado en cinco años por “dos compromisos mayores”: “la justicia” y “la juventud”. “Cuando al término de mi mandato me pregunte qué he hecho por mi país, me haré las siguientes preguntas: ¿qué he hecho para que avance la causa de la igualdad? ¿Y le he permitido a la nueva generación ocupar todo su lugar en el corazón de la República?”.

En su mensaje a Europa, dijo que “la austeridad no puede ser una fatalidad”. “En el momento en que el resultado fue proclamado, estoy seguro de que en no pocos países europeos se sintió un alivio, una esperanza, la idea de que por fin la austeridad no puede ser una fatalidad”, agregó.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, respondió con una “cálida” felicitación a Hollande y aseguró que cuenta con él para relanzar la Economía.

Por su parte, el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, calificó de “acontecimiento histórico” la victoria de Hollande y aseguró que trabajarán “juntos sobre un pacto de crecimiento”. El líder socialista había prometido hablar con Angela Merkel, quien había apoyado a Sarkozy durante la campaña, este domingo.

Hollande también aprovechó para enviar un “saludo republicano” a Sarkozy. “Dirigió Francia durante cinco años y por eso merece todo nuestro respeto”, proclamó ante sus simpatizantes, que abuchearon el nombre del mandatario saliente.

Poco antes Sarkozy reconoció su derrota y afirmó que Hollande es el “nuevo presidente” del país; asumió asimismo “toda la responsabilidad de esta derrota” y deseó “buena suerte” a su sucesor, sin aclarar si se retiraba de la política.

Mientras tanto, una multitud se concentraba en la emblemática plaza de la Bastilla de París esperando a su héroe, al grito de “On a gagné!” (Ganamos).

François Hollande se convierte de este modo en el segundo presidente socialista de la V República Francesa después de François Mitterrand (1981-1995).

Related Posts

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com