Política

Garantías irregulares respaldaron crédito para Gastón Duzac

Compartir

Quito.- (Diario EL UNIVERSO).- ¿Cuáles fueron las garantías que respaldaban el préstamo de $ 800.000 concedido por el banco Cofiec al argentino Gastón Duzac el 19 de diciembre del 2011? ¿Cuándo fueron entregadas? ¿Eran legales?

Son algunas de las preguntas que se desprenden de los expedientes del crédito por el cual se inició una investigación en la Fiscalía y se ha ordenado la remoción de altos funcionarios de Cofiec y la destitución del gerente general de Seguros Rocafuerte, Pedro Zapac.

Según la propuesta de Duzac, las garantías eran dos Certificados de Depósito: de $ 100.000 y de $ 783.731,12, propiedad de Rocafuerte Seguros, empresa incautada por el Estado. Es decir, que involucraba dinero de terceros.

El 8 de diciembre del 2011, Marcelo Ordóñez, gerente financiero, preguntó en la reunión del Comité de Crédito de la institución por qué Rocafuerte garantizaba a Duzac. Antonio Buñay, su entonces presidente, dijo: “Por su vinculación con el Fideicomiso”.

Las facilidades con las que se daban garantías a una persona natural y extranjera provocaron bromas de los asistentes.

Jackeline Jiménez, gerenta de Riesgos, que había advertido en su informe la falta de documentos e información patrimonial y financiera de Duzac, se preguntó: “¿No me querrán a mí también garantizar?”. Buñay le respondió: “Si quiere le hago una cita con quien está entregando esos certificados”.

El viernes, diez meses después del análisis y desembolso del crédito por parte de Cofiec, el representante legal de la Unidad de Gestión de Derecho Público (Ugedep), Pedro Delgado, reconoció ante CNN que la entrega de una garantía de una empresa incautada para un privado es irregular.

Para el experto financiero Marcos López, una empresa no puede dar garantías a un tercero si es que su objeto social es otro. Las empresas del Fideicomiso deben ser administradas de tal forma que se vendan y respondan a los depositantes y al Estado por sus pérdidas tras el salvataje bancario.

“Está clarísimo que se usaron bienes del Estado para garantizar a un tercero”, por lo que dijo, queda la duda si se configuró el delito de peculado.

La garantía de Rocafuerte no se pudo concretar porque aunque existía una carta de Zapac del 15 de diciembre del 2011, en la que se indicaba que esos certificados respaldarían la operación, el mismo día ese funcionario y Buñay firmaron un convenio que limitaba su cobro.

El documento indicaba que esos certificados servían “exclusivamente para respaldar el otorgamiento de una garantía real… que sustituirá a la entregada por Rocafuerte Seguros”.

El banco se comprometía, en caso de que Duzac no pagara, a no declararlo de plazo vencido y reestructurarlo hasta que entregara una garantía real.

El 14 de febrero pasado, en el Comité de Cumplimiento del banco se discutía sobre la posibilidad de efectivización de la garantía de Rocafuerte.

El abogado Xavier Arregui insistía en que el convenio impedía que se ejecuten, mientras que Jiménez se mostraba preocupada porque se sabía que las acciones que se compraron con el préstamo solo valían $ 500.

¿Pero existieron estas garantías? Según el expediente al que este Diario tuvo acceso, sí existen los endosos realizados por Rocafuerte Seguros firmados por Zapac. Estos documentos contradicen lo que dijo Robert Andrade, miembro del directorio de la aseguradora, quien dijo que el endoso no se realizó.

Las garantías de Rocafuerte solo cubrían el 100% del préstamo pese a que el Manual de Crédito del Banco exigía que un préstamo de este monto, que sobrepasaba el 10% del patrimonio técnico, debía tener el 140% de garantía.

Related Posts

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com