Nacionales

Expresidente de Cofiec recibió $ 400 mil en depósitos en cuenta

Compartir

Quito.- (Diario EL UNIVERSO).- Antonio Buñay Dongilio, expresidente ejecutivo de Banco Cofiec, señalado como responsable por la concesión aparentemente irregular de un crédito de $ 800 mil al argentino Gastón Duzac, recibió en octubre y noviembre del 2010 dos pagos que en total sumaron $ 400 mil por parte del empresario Vinicio Pinto Espinosa.

El origen de ese dinero recibido por Buñay, cuando ya era presidente de Cofiec, no fue establecido de manera cierta por Banco Pichincha, entidad que recibió los fondos. Por ello, en noviembre del 2011, la Junta Bancaria, a través de la Resolución 2058, ratificó una sanción pecuniaria de $ 2.500 (emitida en febrero del 2011) a la oficial de cumplimiento del Banco Pichincha por haber sido “negligente en reiteradas ocasiones” en este caso.

La cuenta 3377570004 de Buñay fue abierta en noviembre del 2007 pero solo se pidieron 2 de los 20 requisitos necesarios para la apertura. En ella se depositaron los cheques contra la cuenta 51999181100 de Pinto Espinosa.

Según el informe de cumplimiento del Banco Pichincha, Pinto Espinosa justificaba tener esos fondos pues “sería presidente y accionista de Laboratorios Windsor, que tendría otras fuentes de ingreso provenientes de inmobiliaria Gema, posiblemente de su propiedad y vinculación con otras empresas como Ecuawagen y Single Jersey”. Sin embargo, el banco aparentemente no verificó todos los datos, según la Superintendencia de Bancos.

En el caso de Buñay, las dos operaciones excedían el perfil transaccional del cliente. Sobre el motivo para el pago efectuado por Pinto, el banco solo hizo mención a una justificación verbal obtenida por el ejecutivo de negocios en febrero del 2011.

Las razones del pago aún no han sido establecidas oficialmente. Este Diario intentó obtener las versiones de Buñay y del Banco Pichincha, pero no tuvo respuesta.

Se conoció que Antonio Buñay y Vinicio Pinto se relacionaron entre 2008 y 2009, cuando el primero era liquidador de Banco Popular, mientras el segundo era acreedor.

En ese entonces, el Gobierno ordenó el pago a los depositantes y tras vender una de las propiedades del banco, el Campo Onado, a Petroecuador, se obtuvieron los fondos. En ese momento se cuestionó que la venta, que se hizo en más de $ 21 millones, fue por debajo del valor comercial.

Pinto tenía una inversión en Fondos Solidez del Banco Popular por $ 1,5 millones que fue pagada por Buñay. No obstante, en los informes posteriores se conoció que el cobro real solo fue de $ 1,3 millones, quedando un remanente de $ 200.000.

Pinto Espinosa estuvo acusado en 1999 de haber provocado el incendio de la fábrica Windsor, pero al final fue absuelto. Su abogado defensor fue Germánico Maya, destituido hace quince días del cargo de presidente del Directorio de Cofiec, ante el mal manejo del proceso para dar el crédito a Duzac.

Buñay llegó a ser liquidador del Banco Popular por recomendación de Pedro Delgado, cuando este era presidente del Consejo Temporal, y Raquel Endara, funcionaria de la Superintendencia de Bancos, recordaron exfuncionarios de ese organismo que prefirieron no ser nombrados.

Delgado es el representante legal de la Unidad de Gestión de Derecho Público (Ugedep), que administra a Cofiec y demás empresas incautadas por el Estado a la banca cerrada.

Related Posts

Deja una respuesta

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com