Compartir

Quito.- (@srradioEc).- A partir de mañana jueves 25 de marzo, se iniciará en la mesa de diálogos para el proceso de focalización de los combustibles. Ese fue uno de los cinco acuerdos alcanzados por la Federación de Transporte Terrestre de Pichincha, durante una reunión de trabajo que mantuvieron con el viceministro de Transporte, Fernando Alvear, y el viceministro de Gobernabilidad, Christian Cevallos, quieres fueron recibidos por la asambleísta Ana Belén Marín, en representación del presidente de la Asamblea Nacional, César Litardo, el martes 23 de marzo.

En esa misma reunión se acordó también que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas convocará al señor Alcalde de Quito junto a la Dirigencia del Transporte, a fin de coordinar acciones para los controles a las plataformas tecnológicas, informalidad y los contratos con las Operadoras del Transporte Urbano; Así mismo se llevará a cabo una reunión con el señor Director de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) para tratar temas inherentes al transporte turístico.

En lo relacionado a las vacunas se enviará la base de datos por parte de todas las modalidades del transporte, reconociéndose que estamos en primera línea; y se revisará el Informe que está para segundo debate del proyecto de Ley Orgánica de Transporte Terrestre Tránsito y Seguridad Vial, en el cual el sector de la transportación realizará sus planteamientos.

Carlos Brunis, presidente de la Federación de Transporte Terrestre de Pichincha, expreso su agradecimiento por “la activa participación en esta jornada de trascendental importancia para quienes somos parte de la transportación en todas sus modalidades de Pichincha”.

Movilización pacífica

Este martes 23 de marzo, cientos de transportistas terrestres de Pichincha se movilizaron hasta la Asamblea Nacional para solicitar la intermediación ante el Gobierno Nacional para que deje sin efecto el incremento mensual de los precios de los combustibles.

Previamente, se concentraron en el parque El Arbolito, en donde expresaron su preocupación por la medida gubernamental que se aplica desde octubre pasado. Hasta ese sitio llegaron representantes del transporte pesado, de pasajeros urbanos, de carga liviana y mixta (camionetas), turístico, escolar e institucional, taxismo convencional y ejecutivo de Pichincha.

Carlos Brunis, presidente de la Federación de Transporte Terrestre de Pichincha, manifestó que el incremento del precio del diésel en más del 40 por ciento afecta a la operación del transporte urbano, interparroquial, pesado, turístico, escolar e institucional; lo que a su vez repercute en los costos de repuestos, accesorios y mantenimiento de las unidades.

El dirigente también solicitó a las autoridades municipales que se realicen los respectivos controles de los permisos de operación, por cuanto en la ciudad circulan muchos taxis informales que ponen el riesgo la seguridad de los pasajeros.

De su parte, José Santamaría, presidente de la Cámara de Transporte Masivo de Pasajeros dl Distrito Metropolitano de Quito, comentó que su sector uno de los sectores más afectado, mucho más cuando el pasaje en Quito está congelado desde hace más de 17 años, por lo que dijo es urgente la suspensión del incremento de los costos de los combustibles. También solicitó al Ministerio de Salud Pública la aplicación de la vacuna en contra de la Covid 19, pues también son parte de los servicios de primera línea.