Nacionales

Escuela de Iwias brinda su apoyo a la provincia del Guayas

Compartir

Pastaza.- (@srradioEc).- Los miembros de las Fuerzas Armadas siempre están preparados para cumplir las misiones que se les asigna y este es el caso de la Escuela de Iwias Coronel Gonzalo Barragán, ubicada en la parroquia Shell, provincia de Pastaza.

El 9 de abril, el director de la Escuela de Iwias, Tcrn. Nixon Pasquel, designó a cinco oficiales y ochenta voluntarios para trasladarse a la provincia del Guayas a cumplir diferentes misiones durante la emergencia sanitaria causada por el COVID-19.

El domingo 12 de abril, desde el aeropuerto de Latacunga, se trasladaron hasta la ciudad de Guayaquil. El personal militar viajó con incertidumbre porque desconocían cuál era la situación real de la provincia, pero también tenían la esperanza que con su trabajo contribuirían a combatir el avance de esta pandemia.

Fueron recibidos en la II División de Ejército Libertad e inmediatamente les llevaron hacia los cantones Empalme, Balzar, Palestina, Colimes y Santa Lucía, en apoyo al Batallón de Infantería N.° 15 Guayaquil, para trabajar en coordinación con el COE cantonal y las entidades del Estado.

Los equipos de combate se distribuyeron en estos cantones para hacer cumplir la restricción de movilidad y la correcta utilización de salvoconductos, control de toques de queda, colaborar en la distribución de raciones alimenticias a las personas de escasos recursos económicos, verificar el uso de mascarillas, evitar que haya aglomeraciones, entre otras actividades.

Por ejemplo, cuando el 23 de abril, colapsó la estructura del puente de ingreso al cantón Colimes, un grupo de soldados iwias colaboró en el rescate de un conductor de transporte pesado que quedó atrapado durante el derrumbe del puente. Al mando de este equipo estaba el teniente Wilson Torres Lugo, experto en rescates (Tayuwa), que junto a sus soldados y la ayuda de la población rescataron con vida al transportista.

Los Iwias no tienen horario de trabajo, las actividades las cumplen en la mañana, tarde, noche y madrugada. Para el capitán Danilo Félix esta ha sido una labor que ha implicado esfuerzo y compromiso de los soldados; los patrullajes son permanentes y le ha impactado que la comunidad no acata las medidas de seguridad: “La gente no entienden el riesgo que conlleva esta pandemia, no aplican las medidas sanitarias, hemos ayudado a quienes hemos podido, donando mascarillas a las personas de escasos recursos”.

Los miembros de la Escuela de Iwias descansan en los lugares que les han asignado cada COE cantonal, ya sea una escuela o un albergue; resaltan que las personas son muy generosas, especialmente, las que menos tienen.

“Siempre nos regalan frutas, nos han dado jugo, nos aplauden cuando caminamos por las calles. Los niños se acercan curiosos y quieren saludar, aunque debemos explicarles que los saludos quedan para después, que no podemos darles la mano, que ellos deben aprender a cuidarse”, resalta el sargento Patricio Kuja Jimpikit.

El capitán Félix resalta que este feriado tuvieron que ejercer mayor control porque las personas querían salir a reunirse con sus familias, ellos entienden la importancia de esta celebración, pero se debe cumplir con las normas de seguridad.

Además, reconoce que durante la celebración del Día de la Madre fue cuando más extrañaron sus hogares. La Escuela de Iwias envió videos con saludos y buenos deseos expresados por sus familias, lo cual agradecen porque les da fortaleza para continuar.

Cuando finalicen su misión ingresarán en un área de aislamiento y observación, donde les harán los chequeos respectivos, y permanecerán durante 15 días para verificar que no estén contagiados y puedan regresar a sus hogares sin riesgo para sus familias.

Y continuarán con la siguiente misión que el Alto Mando les asigne.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com