Internacional

Erdogan anuncia una operación de castigo con 35 soldados sirios muertos o heridos

Compartir

Ankara.- (EFE).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha anunciado este lunes que su Ejército lleva a cabo una operación militar de castigo en la que, por ahora, han muerto o resultado heridos 35 soldados sirios, en la provincia de Idlib, como represalia por la muerte de cuatro militares turcos en un bombardeo del régimen de Damasco.

“Quienes han puesto a prueba nuestra firmeza entenderán que han cometido un error”, dijo el mandatario en una rueda de prensa televisada celebrada en el aeropuerto de Estambul, momentos antes de partir en viaje oficial a Ucrania.

El Ministerio de Defensa turco informó a primera hora del lunes de que los bombardeos del régimen de Bashar al Asad en la provincia rebelde de Idlib, en el noroeste del país, habían causado la muerte de cuatro soldados turcos y herido a otros nueve, y que las fuerzas turcas habían devuelto fuego de inmediato.

“La operación continúa. Se han identificado unos 40 objetivos y, según nuestras primeras informaciones, unos 30-35 soldados sirios han sido neutralizados. Pero no hemos parado”, dijo Erdogan.

Turquía utiliza el término “neutralizar” para definir las bajas enemigas, tanto los muertos, como los heridos y los prisioneros.

Momentos más tarde el presidente turco precisó que las fuerzas turcas habían lanzado hasta ahora 100 proyectiles de mortero y 122 obuses contra 46 objetivos del régimen.

Agregó que se ha redoblado el esfuerzo diplomático con Rusia, que apoya militarmente el régimen de Asad pero mantiene al mismo tiempo buena relación con Turquía, valedor de las milicias islamistas rebeldes.

“Estamos diciendo a nuestros interlocutores rusos que no podemos quedarnos callados ante nuestros mártires. Mantendremos bajo fuego a los objetivos, usando artillería y cazas F-16”, dijo Erdogan.

“Nuestros ministros de Exteriores y Defensa están hablando con sus interlocutores. Si no consiguen el resultado que queremos, yo mismo hablaré con mi interlocutor para explicarle lo seria que es la situación”, dijo el presidente, en referencia a su homólogo ruso, Vladímir Putin, con el que celebra frecuentes encuentros.

“En el terreno, nuestros generales hablan con los generales rusos, y nuestras operaciones continúan acorde a este diálogo”, concluyó el presidente.

La presencia militar turca en la región data de finales de 2017 y aunque Turquía no mantiene contacto directo con el Gobierno de Asad, lleva tres años negociando con la mediación de Rusia sobre el destino de Idlib, la última provincia siria controlada por milicias islamistas alzadas en armas contra Damasco.

El Ejército turco mantiene 12 puntos de observación en la provincia y Erdogan ha hecho en las últimas semanas reiterados llamamientos a cumplir los acuerdos de Astaná, negociados con Moscú, que prevén una zona de “desescalación” en Idlib, mientras se busque una salida negociada, pero los bombardeos han continuado.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com