Política

En la intentona golpista el sistema de inteligencia ecuatoriano aún tenían relaciones con las agencias extranjeras (audio)

Compartir

Quito.- (Andes).- Los servicios de inteligencia policial y militar del Ecuador no habían superado totalmente la dependencia con las agencias extranjeras el momento del intento de golpe de Estado, el pasado 30 de septiembre del 2010 (30-S), afirmó este lunes Carlos Baca, presidente de la comisión que investiga los hechos que pusieron en riesgo incluso la vida del presidente Rafael Correa.

“Al 30-S la institucionalidad de la Secretaría Nacional de Inteligencia era incipiente. (…) El mando civil aún dependía de los subsistemas de inteligencia militar y policial en la generación de información relevante para la gobernabilidad y para la seguridad interna” aseveró el titular de la comisión investigadora y agregó que para aquella fecha, “no se había superado totalmente la dependencia de los servicios de inteligencia ecuatorianos con los extranjeros”.

extracto_de_declaraciones_de_carlos_baca_presentando_informe_preliminar_sobre_el_30s

Tras el bombardeo en el 2008 de unidades del Ejército colombiano en territorio del Ecuador, conocido como el Bombardeo de Angostura, en el que murió Raúl Reyes, uno de los líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el presidente Rafael Correa ordenó investigar la forma en la que funcionan los sistemas de inteligencia del país y tras de ello se determinó que la Agencia Central de Inteligencia norteamericana (CIA) tenía injerencia en aquellos organismos.

La actuación de los sistemas de inteligencia y su rol en la intentona golpista fue uno de los seis factores que posibilitaron los hechos iniciados aparentemente por una protesta policial, según la investigación realizada por la comisión conformada en junio de este año.

Otros de los factores identificados por la comisión que presentó este lunes su informe preliminar fueron la presencia de actores políticos y sociales, principalmente vinculados con el Partido Sociedad Patriótica (PSP) del derrocado presidente Lucio Gutiérrez, además de actores del Movimiento Popular Democrático y Pachakutik.

La participación de los medios de comunicación privada, específicamente de Teleamazonas fue otro de los factores que habría posibilitado la intentona golpista, además de la presencia de actores económicos, la debilidad institucional y la presencia del crimen organizado, que protagonizó saqueos en la ciudad porteña de Guayaquil.

Convocan a la participación ciudadana para fortalecer la investigación

La comisión integrada por Carlos Baca, Diego Guzmán, exsecretario Nacional de Transparencia y Oscar Bonilla, exviceministro de gobernabilidad, prepara para diciembre un informe sobre sus investigaciones.

Bonilla llamó a la ciudadanía para que entregue fotos, videos u otra información que permita identificar más actores que participaron del intento del golpe de Estado, con el fin que este hecho no quede en la impunidad.

Baca informó que la ciudadanía podrá mandar su información a la página web de la Comisión: 30s.com, además dijo que están analizando la apertura de una línea telefónica y que mantendrán reuniones con organismo y colectivos ciudadanos.

Insipiente investigación del 30-S

Oscar Bonilla manifestó que la primera investigación procesal sobre los hechos del 30S, llevada adelante por el Ministerio público, encabezado por el exfiscal general del Estado Washington Pesántez fue “insipiente y dispersa”, además de haber entregado las investigaciones a la propia Policía.

Explicó también que a la comisión no le corresponde judicializar los casos, sino recopilar, sistematizar y analizar la información recabada a fin de que sea el sistema judicial el que califique a los responsables.

Related Posts