Noticias Locales

En la frontera sur, comandante del Ejército agradece el apoyo de autoridades a los soldados

Compartir

Macará. Loja.- (@srradioEc).- La comitiva del Ejército, encabezada por su comandante, general de brigada Luis Altamirano Junqueira, llegó hasta la ciudad de Macará, cantón ubicado en el límite político internacional con el Perú y donde se encuentra el Batallón de Infantería Motorizado N.° 21 Macará (Bimot 21).

En esta unidad militar, que tiene como misión salvaguardar la paz y seguridad de la ciudad Centinela del Sur, se desarrolló la ceremonia de bienvenida y agradecimiento por parte de la institución armada a las autoridades civiles y de Policía por el apoyo brindado los soldados durante la emergencia sanitaria.

En reconocimiento a las autoridades, el general Altamirano, junto al general de brigada Juan Andrade, comandante de la Tercera División de Ejército Tarqui; el coronel Mateo Enríquez, comandante de la Brigada de Infantería N.° 7 Loja; y el teniente coronel Álvaro Aragón, comandante del Bimot 21 Macará, entregaron esquelas de felicitación por esta acción altruista que contribuye a salvaguardar la salud e integridad del personal militar y de los ecuatorianos.

Una vez concluida la ceremonia se trasladó vía aérea hasta la población de Cariamanga, donde mantuvo reuniones de trabajo con el personal militar del Batallón de Infantería Motorizado N.° 20 Capitán Díaz, a través de las cuales pudo conocer la situación actual de los soldados frente a la pandemia y el cumplimiento de las misiones asignadas para la seguridad nacional.

En horas de la tarde, junto a la comitiva, participó en la ceremonia de agradecimiento a las autoridades de Cariamanga, destacando el apoyo fundamental entre las instituciones para combatir juntos a la pandemia.

Es importante señalar que tanto en Macará, como en Cariamanga, el general Altamirano entregó equipos de bioseguridad para los soldados, esto como parte de la gestión institucional para precautelar la salud del personal que se encuentra en primera línea de combate frente al COVID-19.

El comandante del Ejército en su intervención destacó que: “Los soldados al asumir llevar su uniforme como segunda piel, lo hicieron sin condiciones, sin exigencias, sin aspiraciones de riqueza, sabiendo que el tiempo y el desprendimiento del mismo conllevaría en muchos de los casos el alejamiento de la familia, profesión de sacrificio que la han asumido con total profesionalismo”.

Además, felicitó por el trabajo cumplido en cada rincón de la zona fronteriza, enfatizando que esta labor cumplida 24/7 ha contribuido para mitigar los efectos del coronavirus, así como precautelar la paz ciudadana.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com