Internacional

Elevan a 281 los muertos y 1.016 los heridos por el tsunami en Indonesia

Compartir

Yakarta.- (EFE).- Las autoridades indonesias elevaron hoy a 281 los muertos, a 1.016 los heridos y a 57 los desaparecidos que causó el tsunami desatado tras la erupción del volcán Anak Krakatau en el estrecho de Sonda, entre las islas de Sumatra y Java.

La ola gigante, que golpeó esa área el sábado por la noche, también provocó 11.687 desplazados y dañó 611 viviendas, 69 hoteles, 60 tiendas y 420 barcos, informó la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB) de Indonesia.

El presidente del país, Joko Widodo, se trasladó hoy en helicóptero hasta el lugar del desastre para supervisar las tareas de rescate y ayuda y visitar a las víctimas desplazadas.

“El tsunami el sábado por la noche causó víctimas y daños en Pandegland, Serang, Lampung Sur, Tanggamus y Pesawaran”, escribió el mandatario indonesio en su cuenta de Twitter.

Los expertos creen que el tsunami se creó a partir de un corrimiento de tierra submarino producido por la erupción del volcán Anak Krakatau, que no activó las alarmas que registran los movimientos sísmicos.

El volcán ha estado entrando en erupción casi a diario en los últimos tres meses, la última vez el domingo.

Todas las víctimas mortales son indonesias y su número podría incrementarse a medida que los equipos de emergencia acceden a las zonas afectadas que todavía no han recibido asistencia.

El distrito de Pandeglang, al que se escapan los fines de semana muchos capitalinos por encontrarse solo a unos 100 kilómetros de Yakarta, es la zona más afectada.

Las autoridades han habilitado varios centros de asistencia para las víctimas y desplazados, así como provisiones de comida, agua, medicinas, mantas y otros artículos de emergencia.

El Anak Krakatau, que significa en indonesio el “hijo de Krakatoa”, tiene unos 300 metros de altitud y un cráter lateral, y se asienta sobre una isla cónica.

Se formó a raíz de la explosión del legendario Krakatoa, cuya caldera quedó derruida en 1883 tras una serie de masivas explosiones que costaron la vida a más de 36.000 personas y cuyos efectos se sintieron alrededor del mundo durante semanas.

Indonesia se asienta sobre el “Anillo de Fuego del Pacífico”, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida cada año por unos 7.000 temblores, la mayoría moderados.

Sin sistema de alerta

“Indonesia tiene que construir un sistema de alerta temprana para tsunamis causados por corrimientos de tierras submarinos y volcanes”, señaló el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, en su cuenta de Twitter.

Pandeglang, en Java, ha sido el distrito más afectado y al encontrarse a unos 100 kilómetros al norte de la capital, Yakarta, sirve como escapada de fin de semana para sus residentes.

Médicos sin Fronteras, que se encontraba en la región, ya está prestando ayuda a los servicios de salud locales, mientras que la ONU ha ofrecido ayuda humanitaria y logística, principalmente para instalar cocinas móviles y transporte.

El Anak Krakatau, que significa en indonesio el “hijo de Krakatoa” y mide unos 300 metros, ha estado en erupción desde el pasado junio.

Con un cráter lateral y asentado en una isla cónica, se formó a raíz de la explosión del legendario Krakatoa, cuya caldera quedó derruida en 1883 tras una serie de masivas explosiones que costó la vida de más de 36.000 personas y cuyos efectos se sintieron alrededor del mundo durante semanas.

Según los registros históricos, la explosiones fueron tan violentas que se escucharon a 5.000 kilómetros de distancia y la ceniza llegó a los 80 kilómetros de altura.

Related Posts