Notas Curiosas

¿El sucesor de los antibióticos? Descubren una sustancia que acaba con el 98% de las bacterias resistentes a medicamentos

Compartir

(Por. WTB).- La efectividad de los antibióticos no va a durar para siempre. El abuso que se ha hecho de este tipo de medicamentos ha logrado que las bacterias evolucionen y sean inmunes. Buen ejemplo de ello es el estafilococo áureo MRSA, que en Estados Unidos se está expandiendo de manera muy rápida.

La comunidad científica está trabajando contrarreloj para buscar una nueva generación de fármacos que puedan combatir las infecciones de los organismos que saben defenderse de los antibióticos. Y el último hallazgo es de lo más esperanzador: un compuesto de una esponja que habita en el Ártico que es capaz de eliminar el 98% de las variedades del MRSA.

Las infecciones por el estafilococo áureo son bastante comunes. Pueden ir de problemas menores como infecciones cutáneas hasta problemas más graves como la meningitis, la sepsis, una endocarditis o una neumonía. Esta bacteria ha pasado de ser peligrosa, pero controlable, a ser muy peligrosa: una infección en una herida en la piel puede llegar a penetrar en el cuerpo y causar enormes daños que podrían llevar a la amputación de un miembro. Todo, porque los medicamentos actuales no pueden frenar a algunos de sus variedades.

En Estados Unidos hay unos 80.000 casos al año de infección grave de MRSA, de los que 11.000 terminan falleciendo por complicaciones, a pesar de ser tratados.

El nuevo compuesto, que ha recibido el nombre de darwinolide -en español se podría traducir como ‘darwinolina’- ha sido hallado en un tipo de esponja marina llamada Dendrilla membranosa. En un experimento llevado a cabo en un laboratorio, esta sustancia fue capaz de eliminar por sí sola el 98,4% de las células del MRSA.

“Es un sistema de defensa contra los microbios con propiedades muy interesantes”, explica uno de sus descubridores, James McClintock, de la Universidad de Alabama at Birmingham (Estados Unidos). Y no es el primer compuesto sanador que encuentra en las frías aguas del Ártico: en el pasado ya encontró una sustancia procedente de una alga que solo está en ese océano y que puede servir para combatir los tumores de la piel.

McClintock explica que las esponjas deben sobrevivir en el mar sin la ayuda de dientes, caparazones o conchas, algunos de los sistemas de defensa habituales en el mundo marino. Por eso desarrollan este tipo de sustancias que les protegen de los ataques, aunque estos sean tan microscópicos como los procedentes de una bacteria.

El biólogo y su equipo están intentando averiguar cómo actúa la darwinolina para atacar al MRSA. El siguiente paso será sintetizarla en laboratorio para poder convertirla en medicamento, y a continuación llevar a cabo las pruebas pertinentes que permitan su comercialización. Será entonces cuando los seres humanos disfrutemos de una nueva generación de antibióticos que nos protegerán de las infecciones del futuro.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com