Política

El proceso de transformación de la justicia va en beneficio de la mujer: Gabriela Rivadeneira

Compartir

Quito.- La presidenta de la Legislatura, Gabriela Rivadeneira, junto al primer mandatario, Rafael Correa Delgado, al titular de la Corte Nacional de Justicia, Carlos Ramírez, y al Fiscal General, Galo Chiriboga, participó del acto de posesión de 80 juezas y jueces especializados en Violencia Intrafamiliar. Gustavo Jalkh, primer personero del Consejo de la Judicatura, tomó el juramento a los nuevos funcionarios.

De esta manera, desde hoy, este grupo de juezas y jueces especializados en Violencia Intrafamiliar, ejercerá su facultad en un número de 22 en Guayas; 14 en Pichincha; 7 en Manabí; 4 en Azuay, Tungurahua y Santo Domingo de los Tsáchilas; 3 en Chimborazo, Imbabura, Loja y Los Ríos; 2 en Cotopaxi, El Oro, Esmeraldas y Santa Elena; y, 1 en Zamora Chinchipe, Bolívar, Cañar, Carchi y Pastaza.

La titular de la Legislatura, Gabriela Rivadeneria, tras recordar que en el pasado varias veces fue testigo de la violencia y la discriminación a la mujer, no solo por su condición de ser mujer, sino por pertenecer a un grupo étnico, por ser rurales, campesinas, artesanas, aseguró que ahora la operación de justicia ha cambiado; ya no se harán las denuncias de maltratos en las comisarías, sino que, gracias al trabajo de los juzgados, se agilizarán los procesos y mejorará sustancialmente la atención a las víctimas de violencia intrafamiliar, con calidad y calidez.

Destacó que resulta simbólico este proceso de transformación de la justicia en beneficio de la mujer, pues al ser representante de la Asamblea Nacional y junto a las dos vicepresidentas, por primera vez en la historia, se puede implementar la normativa que ha sido rezagada por la partidocracia que jamás creyó que los derechos de la mujer son parte sustancial del desarrollo de la sociedad.

Por ello, dijo, nuestro compromiso de emitir la normativa legal que no solo garantice el mejoramiento de la calidad de vida, sino abrir la puerta para el gran proyecto del socialismo del sumaK kawsay, el socialismo del buen vivir, la equidad para hombres y mujeres y la garantía de derechos de niñas, niños y adolescentes.

De su lado, el jefe de Estado, Rafael Correa Delgado, destacó que nadie debe mendigar justicia, pues se trata de una orden del pueblo dada a través de las urnas, mediante consulta popular, el 7 de mayo del 2011.

“Por primera vez en el país no se improvisa, no se ponen parches, sino que se vive una verdadera reestructuración de la Función Judicial”, aseguró, tras subrayar que los nuevos jueces y juezas responden a un riguroso proceso de selección, mediante concurso de méritos y oposición.

Felicitó a los posesionados y dijo que la presencia de los administradores de justicia es fundamental para garantizar el derecho ciudadano de acceso a la justicia. “Estamos avanzando siglos en los conceptos, estamos rompiendo dogmas y cambiando paradigmas”, enfatizó Correa Delgado.

“No se trata de remodelar las comisarías de la mujer, estamos judicializando los derechos”, expresó Gustavo Jalkh, tras enfatizar que la violencia debe ser cosa del pasado en el Ecuador, citando pasajes legales anacrónicos, y hasta graciosos, que estuvieron en vigencia casi cien años en la legislación nacional y que acentuaban la violencia contra la mujer.

La ceremonia se efectuó en el Parque de la Mujer y la Familia, en el centro norte de Quito. Asistieron, además, la primera vicepresidenta de la Legislatura, Rosana Alvarado; el Alcalde de la ciudad de Quito, Augusto Barrera; los ministros de Coordinación de Desarrollo Social, Cecilia Vaca; del Interior, José Serrano; de Derechos Humanos, Johana Pesántez; de Salud, Carina Vance; y, los parlamentarios andinos.

También, los vocales del Consejo de la Judicatura Néstor Arbito; Karina Peralta; Tania Arias y Paulo Rodríguez, así como varios jueces nacionales; autoridades, familiares de los jueces posesionados y representantes de los medios de comunicación, entre otros.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com