Política

El presupuesto electoral de $ 114 millones propuesto por los consejeros de mayoría es inexacto y sobre valorado

Compartir

Quito.- (@srradioEc).- El Ecuador ha tenido que enfrentar la emergencia sanitaria causada por el COVID-19 y una dura recesión económica que ha traído como consecuencia el decrecimiento de ingresos y egresos del Presupuesto General del Estado, lo que implicaría también una reducción importante en los rubros para la ejecución del proceso electoral.

En consonancia con esta incuestionable realidad, el consejero Luis Verdesoto, votó en contra del Presupuesto Operativo Electoral – POE 2021 propuesto por los consejeros de mayoría, ya que este rubro se podría reducir en un 38%. Es decir de $114 millones a $ 70 millones.

Verdesoto manifestó su extrañeza por el tratamiento tardío del presupuesto electoral a ser discutido recién este 27 de agosto en el Pleno del CNE, cinco meses después de declarado el inicio del proceso electoral.

“Para analizar un presupuesto se precisa: una relación histórica entre presupuestos, una relación entre presupuestos ejecutados y presupuestos solicitados, una actualización plena de costos, especialmente por la situación de la pandemia y todos los restantes soportes técnicos de para la adopción de un gasto o de un recorte. No los hemos tenido”.

La reducción del 21% del presupuesto original planteado por la presidenta del CNE, de $145 millones a $114 millones resulta insuficiente, pues no se conduele de la situación económica del país. “Se ha presentado un total de $ 114 millones, a los cuales se adicionarán las deudas pendientes de años anteriores y el presupuesto para el fondo de promoción electoral esto, cuando aún no se ha definido el porcentaje de cálculo para dicho fondo. Lo cual demuestra que el presupuesto presentado por la mayoría no se encuentra adecuadamente elaborado”, enfatizó Verdesoto.

A decir del consejero electoral, el presupuesto de $114 millones estaría sobre-estimado en los siguientes ítems:

  1. Gastos de personal con y sin relación de dependencia.
  2. Campañas comunicacionales del CNE.
  3. Contratación de impresión del Código de la Democracia reformado.
  4. Monitoreo de medios de comunicación.
  5. Contratación del servicio de courier desde y hacia las oficinas consulares, entre otros.

Gastos de personal:

Según Verdesoto, puede haber una disminución significativa en alrededor del 50%, pues en varios ítems se mantiene personal con un presupuesto similar al planteado a inicios de año. Pese a que varias de sus actividades ya se cumplieron o ya no se requieren por la situación de pandemia.

Por ejemplo, en la Dirección de Registro Electoral se presupuesta la contratación de personal por un total de USD 76.112,27, cuando el registro electoral ya fue aprobado a mediados de este mes. Por lo que el monto estimado estaría sobre valorado. Se podría realizar una reducción de alrededor del 50%, disminuyendo un total de USD 38,056.13.

El presupuesto de la mayoría promueve la duplicidad de actividades para cumplir objetivos similares. Este es el caso de la inversión para la plataforma digital que brindará capacitación a los Miembros de las Juntas Receptoras del Voto –MJRV, cuyo costo es de $220.000 al cual se suma el monto de $1.626.000 para la contratación de 486 capacitadores en territorio nacional. Verdesoto, propone que se reduzca el rubro asignado a capacitadores al menos en un 50% y que este se utilice para quienes realmente no puedan acceder a la plataforma digital.

Asimismo el 1 de agosto de 2020, se asignaron valores para la contratación de personal con y sin relación de dependencia. “¿Cómo se justifica presupuestar sueldos ejecutados antes de la aprobación del presupuesto por parte del Pleno? Este tipo de inexactitudes hacen que el POE se encuentre inflado, lo cual podría ocasionar serias observaciones de la Contraloría General del Estado.

Además, no hay un estudio técnico que justifique la contratación de personal de apoyo y su denominación como “Especialistas Electorales” con sueldos superiores a los $1.600, cuando se podrían optimizar recursos haciendo las contrataciones estrictamente necesarias bajo la modalidad de Técnicos Electorales con sueldos que no sobrepasen los $1.200”.

Tampoco tiene sentido mantener los contratos del personal de apoyo hasta los meses de julio, agosto y diciembre de 2021, cuando el proceso electoral concluye con la posesión de las autoridades el 24 de mayo del mismo año. Si los contratos de este personal finalizarían junto con el proceso electoral, el CNE tendría un ahorro de $ 490.324,08 en sueldos.

Campañas comunicacionales:

El Consejo Electoral cuenta con un equipo de comunicación extenso, más de una veintena de funcionarios entre la planta central y las delegaciones provinciales, quienes podrían y deberían realizar las campañas comunicacionales de la institución cuyo monto presupuestado es de $4.116.233,04. Este valor, a criterio de Verdesoto, es por demás exagerado. Por ello, propone que se reduzca en un 90%. Es decir, en $ 4.076.233,04. “La difusión de las campañas se tiene que realizar a través de los canales oficiales del CNE, así como en los espacios públicos gratuitos otorgados al Estado”, afirmó.

Servicio de impresión del Código de la Democracia reformado:

En los actuales momentos la digitalidad ha cobrado especial valor en los ámbitos educativo y laboral. Por lo que la impresión de este documento sería innecesaria, si se considera que el Código de la Democracia reformado puede estar al servicio de la ciudadanía en los espacios digitales de la institución, con lo cual se ahorraría $105.060, 48.

Monitoreo de medios:

Sin justificación alguna que sustente un posible incremento en el número de medios de comunicación a monitorear, el presupuesto de la mayoría en este ítem asciende a $1.075.200. Dicho valor no guarda relación alguna con los montos adjudicados en procesos anteriores. Para el consejero Verdesoto este monto se podría reducir a $ 432,739.20, lo cual representa un ahorro del 60%.

“No se presentan cotizaciones, conforme lo establece la ley de compras públicas, mínimo dos proformas para el servicio requerido tomando en cuenta el de menor valor. Adicionalmente este monto ($1.075.200) no tiene relación con los valores adjudicados en procesos anteriores similares, pues en el 2017 el valor de monitoreo fue de $ 688,777.19 (primera y segunda vuelta) y en el año 2019 fue de $ 443,399.88, por lo que este monto estaría sobreestimado”.

Contratación del servicio de courier:

Si existe un plan piloto para la implementación del voto telemático en el exterior, resulta incomprensible la contratación del servicio de courier por un monto de $ 903.724,29. Este valor se podría reducir en alrededor del 34%, presupuestando $ 596,775.45 para el envío a las oficinas consulares de los documentos esencialmente indispensable.

En el presupuesto presentado para análisis no se ha contemplado los valores de la compensación económica para los miembros de las juntas receptoras del voto que ascendería a $ 4.790.040,00 para la primera y segunda vuelta, para las 39,917 juntas receptoras del voto consideradas, y conformadas por 3 miembros y un pago de $ 20.00 a cada miembro de la junta receptora del voto. Este estímulo económico es de vital importancia dado que hay un alto riesgo de ausencia de miembros en las juntas receptoras del voto.

Verdesoto votó en contra del presupuesto de los consejeros de mayoría y recalcó que “La transparencia electoral depende de la honestidad de los decidores, de la moralidad de los funcionarios, de la capacidad de los organismos. Un presupuesto depende de los objetivos que persiguen la sociedad y sus actores representativos. Un presupuesto es un acuerdo entre lo que se persigue y los recursos para hacerlo. En la formulación presupuestaria y en su ejecución se supone, como una variable inmodificable, a la honestidad y la moralidad”.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com