Notas Curiosas

El objeto que parece un iPhone de más de 2.000 años y con piedras preciosas

Compartir

(M. J. Arias,Yahoo Noticias).- Durante unas pocas semanas al año, en la República de Tuva, región conocida como la Atlántida rusa, el agua se retira lo suficiente como para que los arqueólogos puedan trabajar sobre el terreno y realizar hallazgos valiosos. Uno de los últimos encontrados en la zona y que está causando sensación es una pieza que, de lejos y a primera vista, bien podría parecer un iPhone último modelo con pedrería. Obviamente, solo lo parece.

Rectangular, en color gris oscuro y con piedras preciosas (turquesa, cornalina y nácar) incrustadas en su superficie, el objeto milenario es una hebilla de cinturón ornamentada. Su descubridor, según recoge The Siberian Times, es el arqueólogo Pavel Leus, quien lo ha descrito como un “objeto rectangular”.

El hallazgo se hizo en un cementerio y fue gracias a él que se pudo datar el cuerpo de una mujer descubierto a su lado. A ella la han bautizado como Natasha y los expertos creen que perteneció a la tribu de Xiongnu. Sobre la hebilla, gracias a unas monedas que decoraban el cinturón del que forma parte, han podido estimar que su origen se remonta a unos 2.137 años atrás, cuando fueron acuñadas por primera vez dichas monedas.

Aunque el hallazgo se hizo en 2016, esa ahora cuando esta pieza encontrada en la necrópolis de Ala-Tey, en el mar de Sayan, ha sido dada a conocer al público. Allí, cuando el agua se retira entre mayo y junio, los expertos acuden en busca de pistas y tesoros que les ayuden a conocer mejor a quienes vivieron y fueron enterrados en la zona hace cientos, miles de años.

Además de este ‘iPhone’ de más de 2.000 años y su propietaria, en aquella incursión hallaron también los cuerpos momificados de una diseñadora de cuero a la que bautizaron como “la bella durmiente” por el vestido de seda que lucía y a otra que habría sido tejedora, profesión que le asignaron al encontrar junto al cuerpo un huso de madera dentro de una bolsa de costura.

En declaraciones a The Siberian Times, la doctora Marina Kilunovskaya, del St Petersburg Institute of Material History Culture y encargada de dirigir la Expedición Arqueológica de Tuva, ha declarado lo afortunados que son por haber dado con un enterramiento como este que ha logrado sobrevivir a las incursiones de los saqueadores de tumbas.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com