Compartir

Quito.- (@srradioEc).- La proteína de grillo, también conocida como harina de grillo, es un polvo con 68% de proteína que se obtiene a partir de grillos deshidratados y molidos. Se caracteriza por ser de textura fina y tener un sabor muy suave medio almendrado.

Este ¨súper alimento¨ al ser una proteína animal cuenta con los aminoácidos esenciales que el cuerpo requiere para mantenerse sano. Además, contiene más hierro que las espinacas, más vitamina B12 que la carne de res y más calcio que la leche. El grillo es 80% más digestivo que la carne vacuna debido a su alto índice de magnesio y calcio. Por si esto fuera poco, la proteína de grillo también contiene una fibra llamada quitina, que además de favorecer la digestión funciona como prebiótico que ayuda a mantener saludable la flora intestinal.

Se estima que más de 2 mil millones de personas aproximadamente consumen insectos a nivel internacional (FAO) y que existen alrededor de 900 insectos comestibles siendo los más apetecidos los escarabajos (Coleoptera), orugas (Lepidoptera), abejas, hormigas (Hymenoptera) y grillos (Orthoptera).

Ya Ecuador está produciendo proteína de grillo, se trata de una emprendedora quiteña Francisca Castellanos quien desde 2019 le entro el bichito por descubrir este interesante mundo de los insectos, su labor como alimentos, sus beneficios, delicioso sabores y cualidades proteínicas.

Así fue como en marzo de 2020 fundo Crick superfoods, empresa que hoy en día produce nachos proteínicos con grillos de sal mariana y sabor ají, tortillas saludables con grillo y un topping proteínico con grillo.

Ya tenemos claro que los insectos proporcionan proteínas y nutrientes de alta calidad en comparación con la carne y el pescado. Pero además los insectos son especialmente importantes como complemento alimenticio para los niños desnutridos porque la mayor parte de las especies de insectos contienen niveles elevados de ácidos grasos (comparables con el pescado).

También son ricos en fibra y micronutrientes como cobre, hierro, magnesio, fósforo, manganeso, selenio y cinc. Así mismo los insectos plantean un riesgo reducido de transmisión de enfermedades zoonóticas (enfermedades que se transmiten de los animales a los humanos) como la H1N1 (gripe aviar) y la EEB (enfermedad de las vacas locas).

Los invitamos a probar esta nueva alternativa proteínica que alimentará a toda la familia y que además de sabor y proteínas trae también diversión a los hogares ecuatoriano. La ingesta de insectos es milenaria y hoy en día se está globalizando llegando a nuestras casas en presentaciones agradables para todos. Hace poco era raro comer pescado crudo y con la popularización sushi se ha convertido en algo normal a nivel mundial.