Internacional Noticias Destacadas

El Grupo de Lima pide ayuda a Cuba para hallar una solución a la crisis venezolana (vídeo)

Compartir

Lima.- (El País,Agencias).- Tras una reunión de emergencia realizada este viernes para analizar la situación de Venezuela, el Grupo de Lima acordó este viernes invitar a Cuba para que use su influencia sobre Caracas de cara a lograr una solución negociada a la crisis que se recrudeció desde el pasado martes, y que ha dejado al menos cuatro muertos y decenas de heridos.

“Los países del Grupo de Lima deciden hacer las gestiones necesarias para que Cuba participe en la búsqueda de la solución a la crisis en Venezuela”, dijo el canciller peruano, Néstor Popolizio, al leer un comunicado sobre los acuerdos alcanzados durante la reunión.

Los Gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú han reiterado su apoyo al líder opositor Juan Guaidó y su “pleno respaldo a las acciones emprendidas durante los últimos días por el pueblo venezolano, bajo el liderazgo del presidente de la Asamblea Nacional, para restablecer el Estado de derecho en Venezuela, de manera pacífica y en respeto al orden constitucional, y lo alientan a perseverar en este esfuerzo”.

Los representantes de estos países —que han condenado “enérgicamente” la “represión del régimen ilegítimo y dictatorial de Nicolás Maduro”— también acordaron proponer al Grupo de Contacto Internacional creado sobre Venezuela una urgente reunión de representantes de ambos grupos “para buscar la convergencia en el propósito común de lograr el retorno a la democracia en Venezuela”. Han instado además a Naciones Unidas y a su secretario general, António Guterres, que tomen “medidas inequívocas de protección encaminadas a paliar las consecuencias de la crisis humanitaria que vienen sufriendo los venezolanos, responsabilidad exclusiva del régimen ilegitimo de Nicolás Maduro”.

Colombia denuncia apoyo venezolano al ELN

Después de la reunión del Grupo de Lima, el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, explicó que había compartido los informes que tienen las autoridades colombianas “respecto de actividades desarrolladas por el régimen venezolano para afectar al Estado colombiano, entre las que se destacan el apoyo operacional al Ejército de Liberación Nacional y coordinaciones de intervencionismo”, informa Santiago Torrado desde Bogotá.

Esas actividades, detalló, incluyen “apoyó logístico, financiero y operacional” a la guerrilla guevarista, que opera en buena parte de la porosa frontera compartida de más de 2.200 kilómetros. Ese apoyo se traduce, entre otras, en el suministro de armamento y explosivos, así como en el uso del territorio venezolano como retaguardia y zona de control de los insurgentes, a los que les han entregado zonas para la explotación minera, de acuerdo con el jefe de la diplomacia colombiana.

Municiones venezolanas aparecieron en Medellín, a más de 500 kilómetros de la frontera, el pasado 30 de marzo. Los informes también advierten “posibles intentos contra la vida e integridad” del presidente Iván Duque, alertó Holmes Trujillo.

Estados Unidos ha señalado a Cuba por apoyar a Maduro a través de operaciones de inteligencia y asesoría al Ejército venezolano. John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de la Administración Trump, acusó directamente al régimen cubano de tener “un rol significativo en apuntalar a Maduro” y blindar al Gobierno venezolano. Un señalamiento que fue rechazado por el presidente cubano Miguel Díaz-Canel. “No hay operaciones militares, ni tropas cubanas en Venezuela. Llamamos a la comunidad internacional a detener esta peligrosa escalada agresiva y a preservar la paz. Basta ya de mentiras”, ha escrito el presidente cubano en su cuenta de Twitter.

Lo cierto es que las relaciones entre Cuba y Venezuela se estrecharon en 1999, con la llegada al poder de Hugo Chávez, quien veía en Fidel Castro a un mentor. Ambos políticos caribeños firmaron un convenio de cooperación por el que Caracas abastecía de petróleo a la Isla en condiciones ventajosas, a cambio de apoyo técnico cubano, incluida la llegada de centenares de médicos que ofrecían servicios de salud en las zonas más desfavorecidas. Esa relación se ha mantenido con el Gobierno de Maduro, a pesar de la caída en la producción petrolera venezolana y la profunda crisis política que afecta a Venezuela. Para Cuba, el país sudamericano es clave para su supervivencia.

Dada esa relación tan estrecha el Grupo de Lima decidió iniciar gestiones diplomáticas para incluir a La Habana en sus esfuerzos de hallar una solución pacífica a la crisis venezolana, que se recrudeció desde el martes, cuando Guaidó lanzó una ofensiva para quebrar al régimen de Maduro con el respaldo de un grupo de militares que liberaron al opositor Leopoldo López de su arresto domiciliario. Aunque la operación no logró romper la lealtad de la cúpula militar con Maduro, fue apoyada rápidamente por Estados Unidos y otros países que han mostrado su apoyo a Guaidó. Maduro respondió a este golpe de efecto movilizando a las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) y la Guardia Nacional. “¡Nervios de acero! He conversado con los comandantes de todas las REDI y ZODI del país, quienes me han manifestado su total lealtad al pueblo, a la Constitución y a la patria. Llamo a la máxima movilización popular para asegurar la victoria de la paz. ¡Venceremos!“, tuiteó el mandatario horas después de la ofensiva opositora.

Los enfrentamientos han dejado al menos cuatro muertos y 239 heridos en todo el país, según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, una ONG que además ha afirmado que se han registrado 6.211 protestas en el país en el primer trimestre de 2019, con un total de 57 manifestantes asesinados en lo que va del año.

El grupo de Lima se creó en enero de 2017 para impulsar la democracia por la vía pacífica en Venezuela. El encuentro de este viernes se prolongó cinco horas y se realizó en el Palacio de Torre Tagle, sede de la cancillería peruana, con la presencia de siete ministros de Asuntos Exteriores y seis viceministros de los países que integran el bloque, informó a France Presse la cancillería peruana.

El Grupo de Contacto Internacional (GCI), que impulsa una salida negociada a la crisis venezolana, está integrado por Alemania, Francia, Italia, Holanda, Portugal, España, Suecia y Reino Unido, así como Bolivia, Ecuador, Uruguay y Costa Rica. El GIC promueve “elecciones libres” en Venezuela. Los cancilleres de este grupo se reunirán el lunes y martes entrante en Costa Rica.

Related Posts

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com