Compartir

Durante la Semana Espacial Israelí, empresarios, científicos y educadores se reunieron para discutir los impactos del sector espacial, el cual muchos esperan que se convierta en una industria de 3 billones de dólares.

A pesar de la pandemia en curso y los cierres locales, la Semana Espacial Israelí despegó tal como estaba previsto, aunque en formato online. Muchos empresarios de tecnología espacial, funcionarios de agencias gubernamentales, astronautas, científicos y expertos espaciales participaron en una variedad de paneles, debates y talleres. El tema de este año fue abrazar las nuevas empresas de tecnología espacial y ayudar a las israelíes a ingresar al sector comercial y la tendencia NewSpace.

Rompiendo estereotipos en el sector de la tecnología especial

La directora de Proyectos Especiales de la Federación de Vuelos Espaciales Comerciales y candidata a astronauta, Kellie Gerardi, dijo que los primeros estereotipos deben cambiar y, al igual que en la alta tecnología, la arena tiene una necesidad urgente de muchos puestos diversos, no solo técnicos. “Un aspecto que incluso avanza en el campo de la tecnología espacial es la comunicación. Debemos encontrar una manera de convertir las historias científicas en fragmentos de sonido digeribles y fáciles de entender. Se vuelve más atractivo y ayuda al público a comprender la ciencia cuando se comprende lo que hacen las empresas y los científicos todos los días», aseguró.

Gerardi contó cómo había pasado de escribir comunicados de prensa a liderar el desarrollo de negocios de VP para la industria de vuelos espaciales comerciales. Ahora, trabaja en ciencia ciudadana, tratando de comprender cómo los humanos construirán asentamientos espaciales, estudiando el aspecto de los vuelos espaciales, y es parte del Proyecto Possum, que implica investigación en microgravedad, evaluación de trajes espaciales y realización de investigaciones sobre gravedad cero y entornos analógicos. “Después de que se retiró el programa del transbordador espacial, me di cuenta de que la industria comercial está llegando para llenar ese vacío”, afirmó.

Una aspecto que definitivamente le llamó la atención fue la falta de mujeres en el campo. “Si cometo un error, se siente como si fuera un reflejo de todas las mujeres en STEM”, agregó. A menudo tuvo que ocultar su feminidad, pero señaló que el campo se está volviendo más diverso. «En el futuro, creo que los vuelos espaciales suborbitales serán un gran ecualizador y crearán un gran tejido conectivo entre todos los conjuntos de habilidades y las personas».

Parte de un circuito de retroalimentación

El mentor y organizador de la Conferencia de Ramon, Kovi Rose, dijo que la tecnología espacial israelí, en particular, está interesada en realizar colaboraciones a escala global, lo que también incluye tener personas de diferentes orígenes. “Uno de los grandes objetivos es fomentar la diversidad y los campos STEM. Eso comienza por tener más mujeres en nuestros paneles. Creo que una de las mejores formas de alentar a las jóvenes a dedicarse a estos campos es contar con mujeres a bordo”, exclamó Rose.

También es crucial que los inversores comprendan que el espacio es difícil y puede presentar más dificultades que otros rubros. “La ciencia a veces puede ser difícil. Debes preocuparte realmente por lo que estás haciendo y saber que es accesible. Es un ciclo de retroalimentación, debemos mirar hacia adelante e invertir hacia atrás, para asegurarnos de que la próxima generación pueda cambiarnos a medida que avanzamos”, finalizó.

Israel debería considerar la floreciente industria aeroespacial estadounidense como modelo

Shelli Brunswick, directora de operaciones de la Space Foundation, una institución educativa y comercial con sede en Colorado Springs, habló acerca de sus pensamientos sobre cómo Israel puede mirar a la floreciente industria aeroespacial de Estados Unidos, que combina aspectos comerciales y gubernamentales trabajando juntos en armonía.

“Mucha gente no se da cuenta de que las tecnologías que hemos usado para el espacio también se usan actualmente para desarrollos farmacéuticos y de atención médica, así como para telemedicina, telecomunicaciones, agricultura de precisión, banda ancha, rastreo de animales y predicciones meteorológicas”, declaró Brunswick. Y añadió: “Spacetech está creando desarrollo económico y oportunidades para el desarrollo de la fuerza laboral, así como puestos de trabajo que la gente ocupará».

Brunswick era ingeniera de programación espacial y trabajó en una amplia variedad de rangos de lanzamiento, incluidos vehículos a bordo, satélites y cargas útiles. Estuvo estacionada en el Space and Missiles System Center como parte de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y luego se desempeñó como profesora de las tropas del ejército. Incluso se desempeñó como enlace con el Congreso para articular las necesidades presupuestarias de la Fuerza Aérea.

“El espacio será la economía dominante en los próximos 20 o 30 años, crecerá de 24 mil millones de dólares a 3 billones de acuerdo con las predicciones del Bank of America”, contó la directora de operaciones de la Space Foundation. «Potenciar la Fuerza Espacial es crucial, ya que proporciona una base sobre cómo las ramas militares y comerciales pueden asociarse», agregó. Si bien Estados Unidos tiene la base para preservar los intereses de seguridad nacional, señaló por qué esa protección es importante y sirve como la primera línea de defensa contra los ataques cibernéticos en la infraestructura local, como las redes eléctricas, los bancos de alimentos y los sistemas financieros.

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/tendencias/ciencia-y-tecnologia/article/r1BxUr7ld