Internacional

El Ejército de Nicaragua cierra filas con su jefe, sancionado por EE.UU.

Compartir

Managua.- (EFE).- El Ejército de Nicaragua cerró filas con su jefe, el general Julio César Avilés, sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos por su apoyo significativo al “régimen” del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, para “reprimir y desmantelar las instituciones democráticas” del país centroamericano.

“Rechazamos los infundados señalamientos llenos de desinformación con evidente intencionalidad política y de naturaleza injerencista en asuntos internos que solo compete ventilar a todos los nicaragüenses”, señaló el Consejo Militar en un pronunciamiento.

En el documento, leído por el jefe del Estado Mayor, general de brigada Bayardo Rodríguez, los más altos oficiales que integran el Consejo Militar señalaron que, “ante los actos de injerencia en asuntos internos, estamos en el pleno derecho de trabajar para preservar y defender a nuestra patria, nuestra institución y a todos sus integrantes”.

Avilés, de 63 años y jefe de las Fuerzas Armadas de Nicaragua desde el 2010, fue sancionado el 22 de mayo pasado por EE.UU., junto al ministro de Hacienda, Iván Acosta, por supuestamente participar en actos de corrupción y por ayudar a “silenciar” las voces prodemocráticas en el país centroamericano.

Como resultado de las sanciones quedan congelados todos los bienes que Avilés pudiera tener en EE.UU., y se le prohíbe hacer cualquier transacción financiera con ciudadanos estadounidenses o que implique algún tipo de tránsito por la nación norteamericana, lo que busca dificultar el acceso al sistema financiero internacional.

“SEÑALAMIENTOS INFUNDADOS Y CALUMNIOSOS”

En el pronunciamiento, el Consejo Militar rechazó y no aceptó “actos de injerencias, ataques y señalamientos infundados y calumniosos sobre hechos y acciones nunca cometidos y rechazamos la manipulación y desinformación que a nivel nacional e internacional realizan contra nuestra institución y nuestro comandante en jefe”, a quien expresaron “nuestro total respaldo”.

Asimismo, ratificaron que Avilés seguirá ejerciendo su mandato en el período establecido, es decir hasta el 2025.

Por su parte, el jefe militar dijo que “todo lo que digan aquí adentro o afuera, jamás alterará en nada la decisión institucional de respetar las leyes y la Constitución de nuestra patria”.

Asimismo, negó que el Ejército haya entregado armas a civiles armados afines a Ortega para levantar los bloqueos en las vías que habían colocado opositores en el marco de unas manifestaciones que estallaron en abril de 2018.

ENVÍA MENSAJE “A CALUMNIADORES”

“Rechazamos esas calumnias. Aprovecho para hacer responsables a los calumniadores de daños físicos y psicológicos que puedan causar a nuestros compañeros y sus familiares”, lanzó Avilés.

“No hay ni un solo caso que en medio de las situaciones de abril, que un miembro del Ejército haya agredido a un nicaragüense. Esa decisión del Departamento del Tesoro es injerencismo”, continuó el jefe militar.

También afirmó que esa institución no se conduce por criterios políticos, sino bajo lo establecido en la Constitución y las leyes.

“Esos señalamientos no reflejan la realidad y los rechazamos, al igual que las calumnias que a diario grupos de vividores pretenden afectar la reputación del Ejército”, indicó.

Según el Departamento de Estado, como jefe de las Fuerzas Armadas, Avilés dio “apoyo” a los grupos paramilitares que agredieron a quienes comenzaron a manifestarse contra Ortega en abril de 2018.

Avilés, fundador del extinto Ejército Popular Sandinista (EPS), tomó posesión de su tercer mandato consecutivo, por otros 5 años, en febrero pasado, en medio de críticas de organismos de derechos humanos por no haber desarmado a los civiles armados, encapuchados la mayoría, que actuaron con el consentimiento de la Policía en el marco del estallido social de abril de 2018.

Ortega nombró a Avilés, un destacado exguerrillero sandinista, por primera vez como comandante en jefe del Ejército en noviembre de 2009, en sustitución del general Omar Halleslevens, quien fue vicepresidente de Nicaragua de 2012 a 2017.

Avilés fue jefe del Estado Mayor General desde 2005, jefe de la Dirección de Inteligencia y Contrainteligencia militar (1998-2005) y realizó estudios militares en Cuba.

(c) Agencia EFE

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com