Nacionales

El ECU 911 coordina la atención de 465 emergencias relacionadas con libadores

Compartir

Quito.- (@srradioEc).- Desde el 12 de marzo y hasta el 14 de mayo de 2020, el Servicio Integrado de Seguridad ECU 911, a través de la línea única y mediante el sistema de videovigilancia ha coordinado la atención de 29.731 emergencias relacionadas con personas libando.

Esto representa un promedio diario de 465 incidentes, lo que debido a la actual situación del país es preocupante.

En cuanto al toque de queda —del 17 de marzo al 14 de mayo— se han receptado 74.198 alertas de incumplimiento, que representan una frecuencia diaria de 1.258.

Estos actos de desacato, irresponsabilidad, falta de conciencia, ausencia de corresponsabilidad ciudadana, irrespeto al orden establecido evidencian “incivilidad”, es decir las personas no se comportan de acuerdo con las normas de convivencia social, aun cuando eso afecte a su salud.

Juan Zapata, Director General del ECU 911, indicó que “lastimosamente las ciudades que más infringen el toque de queda son Santo Domingo con 7.895 reportes, Quito registra 7.416 alertas, Esmeraldas 5.162 avisos y Riobamba tiene 3.810; esta es una de las tantas incivilidades ciudadanas que el sistema de emergencias reporta diariamente”.

En cuanto a libadores expresó que “las personas en estado de embriaguez dormidas en la vía causan preocupación y generan múltiples llamados al 9-1-1 porque consideran que puede ser un caso de posible COVID 19 y esto hace que se movilice —de forma innecesaria— gran cantidad de recursos del Estado a causa de personas que no cumplen las normativas. Tener una frecuencia diaria de 465 libadores es un número bastante elevado” y sobre todo desvía la atención de la emergencia sanitaria.

“Las ciudades en las que hemos tenido mayor inconvenientes con temas de alcohol son Quito (6.089), Guayaquil (6.048), Cuenca (1.625) y Machala (936)”, enfatizó el titular del ECU 911.

Muchas personas en estado de embriaguez, incluso, utilizan la línea única de emergencias para solicitar movilización. Zapata hizo un llamado al uso adecuado del 9-1-1 “ya que muchas personas llaman para pedir un patrullero o un vehículo que les transporte hasta sus casas, lo que ocasiona un mal uso de esta línea que salva vidas” y obstaculiza la atención de incidentes reales y porque se desperdician recursos y tiempo para la asistencia de emergencias.

La incivilidad es un término que se usa para describir un comportamiento antisocial y falto de civilidad, de cultura o de buenas costumbres. La central de emergencias también ha recibido otras alertas relacionadas con este mal comportamiento ciudadano. Se han reportado 40.240 escándalos (en la vía pública y en espacios privados), con un promedio diario de 629 eventos. Además, se han recibido 3.786 alertas sobre ruidos molestosos.

El sistema de videovigilancia del ECU 911 ha captado a personas ingiriendo bebidas alcohólicas en espacios públicos y desde los centros se coordina la movilización de unidades de las instituciones de seguridad, que ejecutan los procedimientos y controles respectivos dependiendo de cada caso.

Todas estas acciones se contraponen con la urbanidad y la corresponsabilidad que deberían ser las constantes en una sociedad que está pasando por una situación complicada por esta pandemia. El ECU 911 hace un llamado al compromiso ciudadano, al cumplimiento de medidas preventivas y al respeto a la salud e integridad de otras personas.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com