Notas Curiosas

El condón se convierte en preservativo de especies en peligro en Estados Unidos

Compartir

Phoenix (EE.UU.).- (EFE).- Con un oso polar aguantando sol que urge “ponerse el gorrito”, ambientalistas de Estados Unidos urgen en condones controlar la “explosión” poblacional que está expulsando fuera del planeta especies como el lagarto cornudo y la mariposa monarca, además de causar caos ambiental de todo tipo.

La colección de estos preservativos para preservar especies en peligro de extinción, “Condangered Species Condoms”, incluye en las cajitas del producto leyendas de doble sentido, información ambiental y hasta cursis rimas, en inglés y español, para llamar la atención del usuario.

“Cubre tu cosa, protege la mariposa”, “Protege al lobo, cubriéndotelo todo”, “salva la vaquita (marina) no siembres tus pepitas”, son algunos de los ejemplos en español, todos acompañados de coloridas ilustraciones como si fueran monas de álbum infantil.

La campaña nacional de distribución gratuita de estos condones, a cargo del Centro de Diversidad Biológica en Arizona, se centró en este preservativo como reflejo del “insostenible” aumento demográfico que empuja a otras especies fuera del planeta, explicó Sarah Baillie.

“Más de 10.000 condones gratis de especies amenazadas” busca desde este mes distribuir esta cantidad de preservativos en las diez ciudades con mayor problemática de contaminación en Estados Unidos.

“Los científicos la llaman la sexta crisis de extinción masiva”, precisó Baillie, coordinadora del Centro de Preservativos de Especies en Peligro de Extinción del centro.

“Pero el mundo ignora esta explosión poblacional, que impulsa los principales problemas ambientales que afectan al planeta, incluido el cambio climático, la pérdida de hábitat, la acidificación de los océanos y el agotamiento de los recursos”, agregó.

Baillie indicó que cada paquete contiene dos condones e información sobre las especies presentadas, la extinción de especies en general y soluciones a estos problemas.

De igual forma, datos sobre el crecimiento poblacional e información de acceso universal a la anticoncepción y la salud reproductiva.

Según la experta, al normalizar el crecimiento humano y asumir la responsabilidad de las decisiones reproductivas, se garantiza la diversidad global de especies animales y vegetales.

En Estados Unidos, con una población que supera los 300 millones de personas, se avecina un posible cambio en la protección de especies amenazadas.

En julio pasado el gobierno de Donald Trump propuso un paquete de reformas en las regulaciones medioambientales que implicarían una reducción de la protección de la fauna amenazada.

Según el Servicio de Flora y Fauna (FSW), la propuesta recoge, entre otros, una redefinición del término “especie amenazada” que implicaría una reducción de los animales bajo este amparo, el segundo en importancia tras “especie en peligro de extinción”.

En los paquetes de condones solo aparecen especies amenazadas por el crecimiento de la población como el lagarto cornudo, la mariposa monarca, la grulla blanca, la lechuza común, la nutria marina, la vaquita marina, el lobo gris mexicano y el oso polar.

Además del acceso universal al control de la natalidad y la planificación familiar, el Centro de Diversidad Biológica trabaja también en la reducción del consumo de carne y el desarrollo de fuentes de energía renovables.

Baillie indicó que en julio pasado hicieron una edición especial para el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra o “Earth Overshoot Day” dirigida a la necesidad de reducir las emisiones de dióxido de carbono.

Precisó que las diez ciudades con mayor huella de carbono en Estados Unidos son Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Miami, Dallas, Detroit, Filadelfia, San José, Houston y Washington, donde los voluntarios se enfocaron a repartir los condones.

“Esta es la primera vez que hacemos una distribución de condones para el Día del Alivio de la Tierra, pero hemos tenido grandes distribuciones en el pasado para otras festividades como el Día de San Valentín”, comentó.

Los condones son una forma “sorprendente” de motivar a las personas a preocuparse por la conservación del planeta, aseguró.

Related Posts