Farándula

El color de tu orina: la clave para saber si estás bien hidratado

Compartir

(Mónica De Haro.- Yahoo Noticias).- La orina puede presentarse en un arco iris de tonos. Mientras gire en torno al amarillo o al naranja, tiene fácil solución; pero si tiende hacia el rojo, el verde y (sí) incluso al azul, es conveniente acudir al médico, sobre todo si no se corrige aumentando la ingesta de agua, y la dieta o los medicamentos no han interferido

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda beber dos litros y medio de agua al día, algo menos (dos litros) para las mujeres adultas; esto incluye todas las bebidas que la contienen -desde refrescos a cafés y tés- y la comida. De hecho, se asume que la contribución de la comida en la ingesta total de agua diaria es de un 20-30 por ciento, mientras que un 70-80 por ciento proviene de las bebidas. Pero esta relación no es fija y depende de la elección de las comidas.

A menudo es difícil saber si estás tomando suficiente agua porque la cantidad recomendada por la European Food Safety Authority (EFSA) varía en determinados grupos de población, actividades físicas o temperaturas.

Lo que sí sabemos es que el mejor indicador para saber si un cuerpo está sano es el nivel de hidratación, y la forma más directa de comprobarlo es a través del color de la orina, que puede variar desde una transparencia absoluta hasta un color marrón intenso.

La textura de las heces, la humedad de la lengua y la turgencia de la piel también nos pueden orientar sobre el estado de hidratación. Pero el color de la orina es uno de los indicadores más precisos y también una manera rápida y sencilla de comprobar si estamos bien hidratados.

En principio, un adulto sano debería visitar el inodoro entre 4 y 10 veces al día. Normalmente cuando vamos al baño no solemos fijarnos en el color de la orina, pero si hay alguna anomalía sí solemos darnos cuenta.

Lo que hay que tener claro

La orina de color amarillo pálido o de color pajizo significa que la hidratación es óptima.

Una orina más oscura significa que es posible que uno no esté bebiendo lo suficiente.

Es decir, que cuanto más oscura sea la orina, más riesgo hay de deshidratarse. “La orina sana puede variar de transparente a amarillo oscuro, pero si es de cualquier otro color y la hidratación o la dieta no la arreglan, es mejor que la revisen”, advierte Koushik Shaw, M.D., urólogo y fundador del Instituto de Urología Austin en Texas.

Por otro lado, “las ingestas demasiado grandes de agua que superen la capacidad renal (cuyos valores máximos son de 1 litro de orina excretada por hora) pueden acarrear sufrir hiponatremia (valores demasiado reducidos de sodio en sangre) o intoxicación por agua con edema cerebral”, apunta la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria.

Los 8 tonos ‘normales’

Con esa idea central en la cabeza, y para interpretar bien el color de tu orina, también debes tener en cuenta estos puntos clave:

Si es totalmente transparente y ni siquiera tiene un ligero tono amarillo, puede ser signo de que estemos bebiendo más de la cantidad de la recomendada de agua, al igual que si hacemos más de 10 viajes al inodoro en un período de 24 horas.

Cuando apreciamos un oscurecimiento notable del color de nuestra orina, el cuerpo se está viendo obligado a eliminar las toxinas con una cantidad mucho menor de agua, por lo que estas sustancias salen muchísimo más concentradas. En estos casos, si la orina tiene un color rojo oscuro o marrón es una característica que identifica a la porfiria, un trastorno poco frecuente y congénito de los glóbulos rojos.

Si el color de la orina es similar al de la limonada o la cerveza lo estás haciendo bien. Esta sería la prueba de que la cantidad de agua en el organismo y los electrolitos disueltos en ella están en el nivel correcto.

Entre ámbar y cobre. Todavía no se ha llegado a un nivel peligroso de deshidratación pero es aconsejable beber más agua para que no vaya a más.

Café tostado o naranja oscuro. Si alcanzamos este nivel es que llevamos un tiempo sin beber agua y estamos muy cerca del peligro y podemos sufrir una episodio grave de deshidratación. También puede ser la consecuencia de haber sufrido diarreas, vómitos o fiebre alta. Y si el naranja es muy intenso podría deberse a algunos medicamentos o suplementos de vitamina B, o a un exceso en la dieta de alimentos con betacaroteno como zumos o zanahorias.

Otros alimentos como la remolacha, las moras e incluso plantas como el ruibarbo podrían teñir de rojo tu pis. Es tan común que incluso tiene su propio nombre: beeturia. Algunos compuestos responsables del color de estos alimentos se excretan en la orina después de que los riñones los procesen. Pero la orina debería aclararse al día siguiente.

Si el pis se vuelve azul o verde es muy probable que se deba al colorante de alimentos o azul de metileno utilizado en algunos procedimientos de prueba de diagnóstico y algunas drogas. Pero también existen una variedad de medicamentos que pueden desencadenar orina azul o verde como antihistamínicos, antiinflamatorios, antibacterianos, antidepresivos, algunos fármacos para trata las náuseas o para reducir el ácido estomacal.

Por qué es tan importante estar bien hidratado

El agua desarrolla importantes funciones en el organismo humano ya que posibilita el transporte de nutrientes a todas las células, contribuye a la regulación de la temperatura corporal, así como a la homeostasis de electrolitos y a la eliminación de sustancias de desecho, colabora en el proceso digestivo y absortivo, y es el medio de disolución de todos los líquidos corporales.

Además, también desarrolla una función estructural implícita; entre el 50 y el 80 por ciento de la composición corporal, con variaciones según edad y sexo, está constituido por agua.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com