Nacionales

El Chocó Andino es otra razón para considerar a Ecuador un destino ecológico inigualable

Compartir

Quito (Pichincha).- Ecuador continúa posicionándose entre los mejores “destinos verdes” en el mundo. Este año, por sexta ocasión, pretende ser nuevamente galardonado como tal en los World Travel Awards.

El pasado 25 de julio, Unesco declaró al Chocó Andino de Pichincha como ‘Reserva de la Biósfera’, tomando en cuenta que estas áreas son consideradas zonas de excelencia compuestas por ecosistemas terrestres, marinos y costeros dentro de las cuales se promueve la conservación de la biodiversidad con su uso sostenible, el desarrollo económico, la investigación y educación.

El Chocó Andino de Pichincha, ubicado al noroccidente de la provincia, posee 285.000 hectáreas que representan el 30.31% del territorio provincial. Sus bosques nublados conservan gran cantidad de especies de flora y fauna emblemáticas. Se estima que esta zona alberga aproximadamente 270 tipos de mamíferos, el 30% del total de las aves y el 15% de las especies de plantas que tiene el país. En este pequeño espacio se pueden encontrar osos de anteojos, el tucán Chocó, el gallo de la peña, tigrillos, olingos, el zamarrito pechinegro, así como infinidad de anfibios, insectos y reptiles.

Los bosques milenarios del Chocó Andino nutren de vida todos sus alrededores. Son capaces de absorber hasta 250 toneladas de carbono por lo que purifican el aire. Además, el resto de su territorio abastece a las ciudades cercanas de agua potable con la que también se genera energía eléctrica. Se estima que aproximadamente 880.000 personas habitan esta zona, la mayoría de las cuales se dedica al cultivo de caña de azúcar, piscicultura, ganadería y turismo.

Se tiene la expectativa de que esta declaratoria internacional genere beneficios relacionados a la conservación de la biodiversidad en el territorio e impulse el turismo sostenible.

Related Posts