Internacional

El cardenal Becciu rechaza las acusaciones de corrupción y espera poder mostrar fidelidad al papa

Compartir

Ciudad del Vaticano.- (EFE).- El cardenal Angelo Becciu, retirado de su cargo y de los derechos de ser purpurado por el papa Francisco, rompió a través de su abogado el silencio de estos días para rechazar todas las acusaciones que han sido publicadas en la prensa y asegurar que pronto podrá mostrar su fidelidad al pontífice.

“Su eminencia el cardenal Becciu reitera la absoluta falsedad de los cargos en su cuenta transmitidos a través de la prensa, confirmando que no ha cometido ninguna actividad ilícita. Espera con serenidad los resultados de cada investigación para finalmente poder confirmar su fidelidad al Santo Padre y a la Iglesia”, escribió su abogado en una nota.

Estos días los medios italianos han ido publicando varias informaciones relativas a la gestión cuando era sustituto de la Secretaria de Estado (2011-2018) por parte del purpurado, al que por sorpresa Francisco retiró el pasado 24 de septiembre de su cargo de prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos y también de sus derechos cómo cardenal, quizá pensando en un futuro proceso.

En particular, el abogado explicó que “ni el cardenal ni sus hermanos poseen acciones o bonos, ni participan en fondos de inversión ni tienen cuentas en el exterior”.

También niega que haya habido “transferencia de fondos de la Secretaría de Estado a la disponibilidad privada y personal de sus familiares” y que “nunca se han concertado inversiones de la Santa Sede en las actividades de la empresa del Ángel, relacionadas con la producción de cerveza o su comercialización”.

Respecto al caso de los fondos enviados a una mujer de Cerdeña (lugar de nacimiento del cardenal) llamada Cecilia Marogna, para que creará una supuesta red diplomática para defender a las nunciaturas en países de riesgo, el abogado explicó que “se refieren exclusivamente a cuestiones institucionales”.

Cecilia Marogna confirmó en varios medios que recibió cerca de 500.000 euros en varios pagos a su sociedad, con sede en Eslovenia, y que no existe ningún tipo de factura porque eran “fondos reservados”.

La prensa italiana ha comprobado que con algunos de estos fondos, Marogna compró artículos de lujo.

El abogado de Becciu también rechazó cualquier injerencia en el juicio que se celebró hace unos meses por abusos al cardenal australiano, George Pell, y del que fue absuelto.

Los medios habían especulado sobre el envió de varias transferencias desde la Secretaria de Estado a cuentas en Australia durante el proceso.

Becciu abogó por el derecho “a una información correcta respecto de todos los involucrados” y se reservó la posibilidad de recurrir si es necesario a la Justicia “para proteger su propia honra y reputación y la de los familiares”.

(c) Agencia EFE

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com