Internacional

El acuerdo entre EE.UU. y los talibanes complica las negociaciones intraafganas

Compartir

Kabul.- (EFE).- Con las negociaciones entre el Gobierno afgano y los talibanes atascadas desde su inauguración hace 16 días en Doha, los insurgentes revelaron este domingo que uno de los desacuerdos entre ambas partes consiste en el papel que su acuerdo con Estados Unidos jugará en el proceso.

Los talibanes consideran que el histórico acuerdo, firmado con Washington en Doha el pasado febrero y en el que entre otras cosas se pactó la retirada de las tropas estadounidenses, debería ser considerado como la base de las negociaciones de paz intraafganas en curso en Catar.

Una postura que la delegación del Gobierno afgano, por su parte, rechaza.

Uno de los miembros del equipo negociador talibán, Abdul Salam Hanafi, afirmó en un comunicado que “las negociaciones intraafganas necesitan formar parte del acuerdo de Doha, firmado entre el Emirato Islámico de Afganistán (como se autodenominan los insurgentes) y Estados Unidos”.

Hanafi consideró que los talibanes han accedido a sentarse en la mesa de negociación para poner fin a dos décadas de conflicto en base al histórico acuerdo de Doha.

El texto firmado en febrero debería ser, según la visión insurgente, un “documento matriz” en el proceso de paz.

Pero la delegación de Kabul defiende que, si las negociaciones intraafganas se celebran siguiendo el acuerdo de Doha, los acuerdos y declaraciones entre Estados Unidos con el Gobierno afgano también deben marcar el proceso.

“Otra opción es que las negociaciones intraafganas se conduzcan según los intereses nacionales y las recomendaciones marcadas por la Loya Jirga”, la gran asamblea de ancianos afgana, dijo a Efe un oficial afgano bajo la condición del anonimato.

El papel del acuerdo de Doha es uno de los dos escollos que, desde hace días, han evitado que ambas partes acuerden las reglas de la negociación.

Hanafi afirmó sin embargo que espera que las diferencias puedan resolverse pronto, y que ambas partes puedan fijar la agenda del proceso de paz.

“Estamos honestamente intentándolo, y seguimos comprometidos a resolver el presente problema de Afganistán a través del diálogo”, zanjó el insurgente.

Las negociaciones intraafganas arrancaron el pasado 12 de septiembre en Doha tras el histórico acuerdo de febrero entre los talibanes y Estados Unidos, en el que se pactó la retirada de las tropas estadounidenses en catorce meses de Afganistán.

Según el pacto entre los talibanes y Washington, Kabul debía liberar a 5.000 combatientes de sus cárceles y los insurgentes, a un millar de efectivos afganos, un polémico intercambio que retrasó durante meses el inicio de las conversaciones de paz.

(c) Agencia EFE

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com