Internacional

EEUU y Canadá prometen “respetar el estado de derecho” en caso Huawei

Compartir

(Por.- Francesco FONTEMAGGI.- AFP).- Estados Unidos y Canadá prometieron el viernes “respetar el estado de derecho” en el caso Huawei, que originó una crisis diplomática con China, mientras Donald Trump evalúa “intervenir” en esta disputa judicial para favorecer las negociaciones comerciales con Pekín.

“Acordamos que lo más importante es respetar el estado de derecho” y que “el proceso judicial en curso en Canadá sea apolítico”, declaró la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, durante una rueda de prensa conjunta en Washington con su par estadounidense, Mike Pompeo.

Pekín continúa protestando de manera vehemente el arresto en Canadá, el 1 de diciembre, a pedido de Washington, de Meng Wanzhou, directora financiera del gigante chino de las telecomunicaciones Huawei.

La ejecutiva fue liberada bajo fianza el martes por la justicia canadiense, en espera de un proceso de extradición hacia Estados Unidos que podría tardar varios meses.

Washington la acusa de complicidad en un fraude para eludir las sanciones económicas contra Irán, y podría ser condenada a una pena de hasta 30 años de cárcel si es juzgada por un tribunal estadounidense.

En lo que pareció ser una respuesta, esta semana fueron detenidos en China dos canadienses sospechados de llevar a cabo “actividades que amenazan la seguridad nacional”.

Se trata de Michael Kovrig, exdiplomático que actualmente trabaja para un centro de reflexión, el International Crisis Group, y Michael Spavor, un consultor que vive en la provincia nororiental de Liaoning.

Según varios observadores, el gobierno canadiense de Justin Trudeau se encuentra en el centro de esta gran crisis diplomática a pesar suyo, como rehén de la guerra comercial que Estados Unidos y China libran desde hace varios meses.

– Sospechas de injerencia –

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien hizo de este conflicto jalonado de amenazas uno de los puntos fuertes de su política, ha confirmado que estaba pensando en utilizar la detención de la ejecutiva de Huawei para avanzar en el frente comercial.

“Ciertamente intervendría si creyera que es necesario”, especialmente si “es bueno” para concluir un acuerdo comercial con el presidente chino, Xi Jinping, dijo esta semana.

“Todo lo que es bueno para este país lo haría”, insistió, sin decir claramente cómo podría intervenir.

Esas declaraciones fueron duramente criticadas por Ottawa. “Es muy importante para Canadá que los acuerdos de extradición no sean utilizados con fines políticos”, advirtió Freeland en presencia de Pompeo.

“Canadá no actúa así, y me parece evidente que países democráticos como Estados Unidos, nuestro socio, actúan de la misma manera”, insistió tras asegurar que la detención de Meng Wanzhou respondía a las obligaciones judiciales internacionales de su país.

El jefe de la diplomacia estadounidense negó a su vez que Canadá pudiera ser una víctima colateral de la guerra comercial entre su país y Pekín e intentó eliminar las sospechas de injerencia en los asuntos judiciales alimentadas pro las declaraciones de Trump.

“Respetamos el estado de derecho en cada momento”, dijo.

Pompeo, que a menudo se muestra duro frente a China, respaldó a su aliado canadiense al juzgar “inaceptable” la detención “ilegal” de dos canadienses en China, y prometió “trabajar” para lograr su “retorno”.

El embajador de Canadá en China se reunió el viernes con uno de los detenidos, Michael Kovrig, anunció Ottawa, que precisó que seguía intentando establecer un contacto diplomático con Svapor.

El encuentro entre Pompeo y Freeland estaba previsto desde hace largo tiempo, en el marco del diálogo bilateral anual sobre cuestiones de política exterior y seguridad. En él participaron también los ministros de Defensa, el estadounidense Jim Mattis y el canadiense Harjit Sajjan.

Los cuatro ministros se congratularon de la mejoría de las relaciones bilaterales tras la conclusión de un nuevo acuerdo de libre comercio en América del Norte, que por un tiempo estuvo en entredicho por inéditas tensiones entre Donald Trump y Justin Trudeau.

Freeland recordó, de todas maneras, que Canadá continúa considerando “injustas e ilegales” las tasas arancelarias estadounidenses a las importaciones de acero y de aluminio desde Canadá.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com