Política

Ecuador privilegia el uso del agua para consumo humano y riego

Compartir

sr.aguaTambillo (Pichincha).- La Constitución de Montecristi prioriza el uso del agua de acuerdo al siguiente orden de prelación: consumo humano, riego que garantice la soberanía alimentaria, caudal ecológico y actividades productivas.

Sin embargo, la prensa comercial ha empezado a elevar alertas falsas sobre la utilización del líquido vital, con respecto al proyecto de Ley de Recursos Hídricos.

El pasado 17 de junio, Gonzalo Rosero, de Radio Democracia, señaló que existe miedo entre los campesinos por el uso del agua en actividades mineras.

“El temor es que la gente del Gobierno va a preferir el agua para garantizar los trabajos mineros. Estoy hablando no compasión, créanme, ese es el temor que tienen los campesinos de lo que yo he sintonizado”, desinformó Rosero.

El Gobierno Nacional, a través de la Secretaría Nacional de Comunicación, rechazó ese comentario radial porque la Carta Magna actual, por primera vez, garantiza a los ecuatorianos un acceso equitativo al agua, al ser un bien considerado patrimonio nacional estratégico de uso público.

La primera verdad en el uso del agua es el ser humano por sobre todas la prioridades; mientras que las distintas actividades productivas, como la minería, se encuentran en el final de la jerarquización estatal.

Por otro lado, la Constitución, en su artículo 12, señala que el derecho humano al agua es fundamental e irrenunciable: “El agua constituye patrimonio nacional estratégico de uso público, inalienable, imprescriptible, inembargable y esencial para la vida”.

Gonzalo Rosero también acusa al Presidente Correa de “no querer aflojar el agua” y, al igual que el resto de la prensa comercial, la “seudo” izquierda y hasta la derecha, cuestionan la autoridad única del agua a pesar de lo establecido en la Carta Fundamental del país.

Pero el artículo 318 de la Constitución señal que el Estado, a través de la autoridad única del agua, es “el responsable directo de la planificación y gestión de los recursos hídricos”. El documento de Montecristi no habla sobre la creación de un supuesto consejo del agua, como lo quieren imponer los grupos que se oponen a todo, todo el tiempo. DEO/El Ciudadano

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com