Política

Ecuador extrema el control sobre ONG’s y la ayuda extranjera

Compartir

QUITO.- (Diario HOY).- El gobierno ecuatoriano en varias ocasiones ha alertado sobre planes para desestabilizarlo, de esta forma muestra hasta dónde llega la desconfianza frente a las ONG’s y su financiamiento internacional.

El 4 de diciembre clausuró una ONG tras acusarla de intentar agredir a un diplomático durante una protesta antipetrolera, y esta semana dio a conocer su decisión de impedir que la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) ejecute nuevos proyectos en el país.

Quito alegó la falta de un acuerdo con Washington para regular las actividades de la agencia, que en consecuencia saldrá del país en 2014, indicó una fuente de la embajada estadounidense. Morales, presidente boliviano realizó una acción similar meses anteriores.

Correa “quiere obligar a la cooperación internacional a someterse a sus políticas de gobierno, y esto evidentemente debilita a las ONG’s (…) Esta es una situación de asfixia”, expresó César Ricaurte, director de Fundamedios.

Varias ONG’s han organizado o alentado protestas indígenas contra los planes petroleros y mineros de Ecuador. En 2012, el jefe de Estado amenazó con expulsar a la Usaid tras acusarla de involucrarse en política interna y aportar recursos a grupos adversarios.

Las autoridades niegan que haya relación entre el cierre de la Fundación Pachamama -que recibía fondos estadounidenses y holandeses- y la salida del país de Usaid, o que detrás de ambos casos haya un plan contra las organizaciones sociales implicadas en la defensa de la prensa local o del medio ambiente.

Sin embargo, advierten: “La cooperación oficial de otros gobiernos tiene que complementar el proyecto político legítimamente votado en las urnas”.

“¿O usted podría esperar que de otros gobiernos pudieran venir recursos para desestabilizar?”, planteó Gabriela Rosero, responsable de la Secretaría Técnica de Cooperación Internacional (Seteci).

Para las Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s), en cambio, cuando se restringe la financiación internacional se está golpeando directamente sus causas.

“Estamos viendo el retiro de las agencias de cooperación internacional (…) Queremos dejar en claro que uno de los derechos que demandan las organizaciones no gubernamentales es acceder a recursos de la cooperación internacional”, señaló Pablo de la Vega, de la Plataforma Interamericana de Derechos Humanos.

Ecuador recibe al año unos 300 millones de dólares en ayuda externa, un 30% de esos recursos corresponden a ONG’s foráneas, un 45% a cooperación bilateral (de gobierno a gobierno) y el resto a organismos multilaterales, según la Seteci.

Desde junio está vigente un decreto que obliga a las organizaciones sociales a registrarse y entregar información periódica sobre sus fondos y fines, y establece nueve causas para su disolución, entre ellas “desviarse de los objetivos” para los que fueron constituidas, dedicarse a actividades partidistas, atentar contra la seguridad del Estado o afectar la paz pública.

“El decreto tiene ahora su primera víctima”, dijo Human Rights Watch (HRW). Tampoco “el gobierno aporta ninguna prueba del discurso que arma, de organizaciones golpistas, desestabilizadoras, no existe una sola prueba.

Unas 180 ONG’s extranjeras están inscritas en Ecuador. El año pasado, siete de esas organizaciones de Italia, Holanda y España dejaron de operar por no suministrar información sobre sus proyectos, según la Seteci. (AFP)

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com