Política

Docentes ven una ley inaplicable pese a dos años de estar vigente

Compartir

Quito.- (Diario EL UNIVERSO).- A dos años de la vigencia de la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES), varios actores de la comunidad universitaria piden una reforma urgente a esa norma, pues consideran que es inaplicable.

Rectores y docentes opinan que la norma no fijó adecuadamente un proceso de transición que permita cumplir con los requisitos, metas y plazos para reformular al sistema.

El director del Instituto Universitario de Capacitación Docente de la Universidad Central, Napoleón Saltos, dice que la ley viola la autonomía de los centros educativos porque estos no pueden ser tratados como entidades públicas; ni los docentes como servidores públicos. Los profesores “tienen una tarea que es producir, crear conocimiento y pensamiento y cuando estos tratan de ser disciplinados no hay creación”.

Cree que a la universidad se le aplica un sistema que resta capacidad de decisión, incluso en detalles administrativos. Por ejemplo, los títulos que entregue no tendrán validez hasta que el Estado los avale.

El rector de la Universidad Los Hemisferios, Alejandro Ribadeneira, explica que en una norma reciente sobre los posgrados se da la potestad al Consejo de Educación Superior (CES) de definir, evaluar y aprobar la conveniencia del número de paralelos y de estudiantes.

Saltos agrega que también se pierde la autonomía en el ámbito educativo y financiero. “Si antes nos quejábamos de que podría haber problemas en el ámbito administrativo, hoy día todo se decide en los ministerios de Finanzas y de Relaciones Laborales. No hay posibilidad de nombramiento si no le dan permiso allá; el carácter de la investigación lo deciden organismos centrales”.

En cambio, para Enrique Santos, consejero del CES (reemplazo de Cecilia Paredes, quien renunció tras ganar el vicerrectorado de la Espol), la LOES es inaplicable para una minoría de docentes que en estos dos años no ha hecho nada por sacar su título de maestría, que es el mínimo requisito.

“Estamos ante la acción de minorías organizadas que representan a los grupos de mayor promedio de edad, que tienen dificultad para acceder a un Ph.D.”, refiere.

Considera que este grupo de docentes debería pensar en un retiro y dar paso a los nuevas generaciones que estén dispuestas a asumir el desafío.

“Deberían reconocer que no tienen la voluntad de cambiar ni de actualizarse, quieren que se les entregue el doctorado en la puerta de la casa”.

Santos añade que el 60% de maestrías que las universidades solicitan que se abran y que están en manos del CES se refiere a las áreas de administración, contabilidad y derecho. “¿Dónde están las maestrías en las áreas técnicas y tecnológicas?”, se pregunta y luego se responde: Las universidades van por el camino más fácil.

El ministro coordinador de Talento Humano, Augusto Espinosa, en una reunión con los gremios admitió que la LOES es una ley “perfectible”: “Todo se puede mejorar, nada está escrito en piedra”. Y reconoció que uno de los errores fue no haber creado una escala de investigador para quien sea obligatorio el Ph.D. En la LOES se establece la exigencia de este título a los docentes titulares.

Mientras que Germán Rojas, integrante del CES, anticipó que propondrá una reforma al reglamento de la LOES.

Críticas

Mercado

El consejero Enrique Santos señala que estos programas de maestrías que son autofinanciados por los alumnos se abrían “no en función de los requerimientos de desarrollo, sino en función de la demanda del mercado y eso permitió su banalización. Hay programas de empresa, de derecho, educación en los que una universidad, por ejemplo, pretendió abrir 12 paralelos, otra abrió 6 en un solo año”.

Alianzas

Muchas universidades no se esfuerzan por presentar en alianzas estratégicas con la empresa privada para desarrollar programas de maestría, dice Santos.

Related Posts

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com