Compartir

Quito.-(EFE).- El canciller ecuatoriano, Luis Gallegos, presentó este jueves su renuncia al cargo, en medio de la polémica generada por el impasse diplomático con el Gobierno de Argentina, por unas declaraciones del presidente Alberto Fernández, que Quito consideró ofensivas.

«Se confirma la renuncia del canciller» Gallegos, indicó a Efe una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores, y precisó que, de momento, sólo se conoce que lo ha hecho por «motivos personales».

La renuncia de Gallegos, quien ocupó el cargo en julio del año pasado, en reemplazo de José Valencia, se da en medio del embrollo diplomático generado tras la reacción del presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, a las declaraciones de su colega argentino, que le nombró en un comentario sobre la relación con su vicepresidenta Cristina Fernández.

Fernández se refirió al distanciamiento que hubo entre Moreno y el que fue su primer vicepresidente, Jorge Glas -ahora en prisión por un caso de corrupción, que él niega-, al ser consultado por un eventual rompimiento con su vicepresidenta.

«Yo no soy Lenín Moreno. Yo no soy Lenín Moreno ¿eh?. El que lo imagina no me conoce. Yo puedo tener diferencia con Cristina. Las tengo, no es que las tuve, las tengo. Tenemos miradas distintas en muchas cosas o en algunas, no sé si en muchas. Pero yo acá llegué con Cristina y de acá me voy con Cristina», dijo el gobernante.

La Cancillería ecuatoriana presentó «una enérgica protesta» por las declaraciones de Fernández, realizadas el martes en una entrevista en canal 5 noticias (CN5).

Por esas declaraciones, el Gobierno de Ecuador también decidió llamar a consultas a su embajador en Buenos Aires, Juan José Vásconez, para revisar la relación con el Ejecutivo del presidente Fernández.

La polémica se ahondó hoy tras un mensaje de Twitter del presidente ecuatoriano en el que señaló, sin más detalles, que «a propósito de la gavilla de mafiosos internacionales que actúan sincronizados…», valía la frase del escritor estadounidense Mark Twain: «Nunca discutas con un estúpido, te hará descender a su nivel y allí vencerá por experiencia».

La salida de Gallegos del equipo de colaboradores de Moreno forma parte de una retahíla de renuncias de altos cargos, a falta de algo más de dos meses para que Moreno concluya su administración.

(c) Agencia EFE