Compartir

(Yahoo Noticias).- Diego Armando Maradona ha fallecido este miércoles a los 60 años de edad. Así lo ha comunicado el Diario Clarín.

Según informa el medio argentino, el ex futbolista sufrió un paro cardiorrespiratorio en su casa de Tigre, en la provincia de Buenos Aires, donde se retiró a descansar después de haber sido operado en la cabeza. Hasta nueve ambulancias se desplazaron hasta el lugar, pero ninguna fue capaz de reanimar al ex futbolista.

Para muchos, Maradona es considerado el mejor futbolista de la historia. El Pelusa, como era apodado, ejercía en la actualidad de entrenador de Gimnasia y Esgrima de La Plata, aunque había suspendido sus funciones temporalmente después de haber sido ingresado el pasado 3 de noviembre.

Inicialmente, Maradona requirió de atención hospitalaria por un síndrome de abstinencia debido al alcoholismo que padecía. Aunque, una vez ingresado, los médicos le detectaron un hematoma subdural crónico en la cabeza que tuvo que ser extraído.

Icono del fútbol

El quinto de los hijos que tuvo el matrimonio del albañil Diego Maradona y la ama de casa Dalma Salvadora Franco, «El Pelusa», nació el 30 de octubre de 1960 en Villa Fiorito, un asentamiento de bajos recursos en el sur del área metropolitana de Buenos Aires.

A los 10 años, mientras jugaba a la pelota en un polvoriento potrero de su barrio, Maradona fue descubierto por el reclutador Francisco Cornejo del club Argentinos Juniors. Cinco años después, en 1976, estaba debutando en la primera división del equipo, cuyo estadio ahora lleva su nombre.

La explosión de Diego en Argentinos Juniors provocó su fichaje en Boca Juniors en 1981. De ahí en más, la carrera del joven futbolista solo fue creciendo hasta tocar la gloria.

Un año después debutó en el fútbol europeo en el Barcelona, pasando en 1984 al Nápoles de Italia, equipo al que le dio las principales hojas de su historia y por las que fue nombrado como «jugador histórico» del club.

Maradona también llevó a la selección argentina a lo más alto. Fue el capitán del último equipo albiceleste que levantó una Copa del Mundo, en México 1986. Por ese hito quedará marcado dentro de los grandes íconos deportivos de la historia argentina.

La calidad futbolística de Maradona a lo largo de ese torneo, donde marcó 5 goles, lo consagró el como mejor jugador del mundo, dejando una huella histórica en el partido contra Inglaterra en cuartos de final, donde «el Pelusa» anotó dos tantos inolvidables en el triunfo 2-1 de Argentina.

Tras el conflicto armado de 1982 entre Argentina e Inglaterra por las Islas Malvinas -las cuales continúan bajo dominio británico-, el partido entre ambos países estuvo cargado de simbolismos y una tensión que excedían al encuentro deportivo.

A los 5 minutos del segundo tiempo, luego de un rechazo defectuoso de un defensor inglés, Maradona y el arquero británico Peter Shilton disputaron en el aire un balón, el cual el capitán argentino golpeó con su puño izquierdo para que entrara en la valla de Inglaterra.

«Lo juro por lo que más quieras, salté junto a Shilton pero le di con la cabeza», dijo el «10» tras el partido en el imponente estadio Azteca de México. «Lo hice con la cabeza de Maradona, pero con la mano de Dios», agregó, acuñando la expresión con la que el famoso gol sería recordado.

Años más tarde, Maradona reconoció que el gol fue con la mano.

El segundo gol argentino en ese partido se produjo pocos minutos después de la apertura del marcador. Maradona recibió el balón en propio campo argentino y tras eludir a cuatro rivales, superó a Shilton en el área inglesa para marcar lo que, de acuerdo a una votación organizada por la FIFA, fue «el gol del siglo».

Liderada otra vez por Maradona, Argentina llegó nuevamente a la final del siguiente Mundial, en Italia 1990. Maradona jugó gran parte de ese torneo con una lesión en el tobillo izquierdo y el equipo sudamericano perdió el encuentro definitorio con Alemania Federal por 1-0.

Realizado con información de EFE y Reuters