Noticias Locales

DICEN: ¡QUE NO SABÍAN NADA!

Compartir

Patricio Valdivieso Espinosa
pavevaldivieso@hotmail.com

Se da por entendido de manera indiscutible, que los gobernantes tienen como responsabilidad primaria, velar por los bienes públicos; pero se ha vuelto una constante ver a los presidentes, prefectos y alcaldes anteponer el pretexto de que no sabían lo que pasa en las entidades a su cargo, traspasando la responsabilidad a los subalternos. Por ejemplo, el correato se caracterizó por dar vida a todo tipo de triquiñuelas de manera astuta, intentando ocultar sus fechorías, delegando a los mandos medios la ejecución de cualquier acto reñido con la moral. Al pasar el tiempo y al ser descubierto todo el infernal manejo de lo público, el capo dice que no sabe nada, que ni los conoce a los funcionarios que el mismo nombró o autorizó su ingreso; se olvidó que los legitimaba en las sabatinas, que cuotaban en el movimiento y que le hacían reverencia con los sobornos.

Ya en concreto, no hay mayor diferencia entre la forma de operar del correato con los sucesos ocurridos en el campo provincial, el servilismo aprovechador de la nueva aristocracia que va ganando espacio en una sociedad rodeada de plata sucia hace de las suyas. El lobby está sigilosamente cercado, los encargados de los negocios chuecos entre cocteles hacen su parte, suavizando mediante la operación ablandamiento, para que los magos compren silencios creando impunidad. Son tan hábiles que burlan y manipulan los cinturones de control, contagiándolos con miserables compensaciones, y al final, creen salir limpios e impolutos, gritando a voz en cuello que no sabían nada. Se hacen los distraídos, pero dejan que sus cuates alcen con el santo y la limosna, para después pasar cuentas y repartirse el botín.

En lo cantonal, la mediocridad abunda, para entrar tienes que haber formado parte del partidismo del mandamás, porque los concursos ya tienen destinatario, incluso, suena que tenían precio. No es diferente, con el caso de los proyectos arquitectónicos, tienen una guía de control, marcando una gran diferencia entre los que se aprueban porque son panas de quien tiene súper poderes al interior, y los que son trabados porque no forman parte de la troncha. Para completar los negociados, y evitar ser fiscalizados, hasta intentan destituir a quien les respira en la nuca; no quieren entender que cuando se deja robar, también se es responsable por omisión. Dicen que no sabían nada, pero degradan y persiguen a los servidores que no los solapan.

Cuando tenemos autoridades que encubren la corrupción en una marcada mediocridad, nos percatamos que su astucia, cuando dicen que no sabían nada, es completamente peligrosa; más aún, si todos sabemos: adentro y afuera de la entidad que dirigen, no se mueve un pelo, sin su consentimiento. También es bueno reflexionar: si no saben que pasa en las instituciones que administran, o son corruptos y en silencio se llevan la mayor parte del botín, o son ineptos y no saben para que están ahí.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com