Internacional Noticias Destacadas

Detuvieron a Assange en la embajada de Ecuador en Londres: EE.UU. lo acusa de conspiración por Wikileaks

Compartir

LONDRES.- (Agencias AFP y Reuters).- Tras estar casi siete años refugiado en la embajada de Ecuador en el Reino Unido, el fundador de Wikileaks Julian Assange fue detenido esta mañana en Londres después de que Ecuador le retirara el asilo diplomático, según confirmó la policía local. Por su parte, el Departamento de Justicia de Estados Unidos, que emitió un pedido de extradición, confirmó que el activista está acusado en ese país de “conspiración para cometer piratería informática” por la filtración de documentos.

Assange, quien permanece en una comisaría del centro de Londres y será trasladado a los tribunales “lo antes posible”, según informó la Policía Metropolitana, fue detenido por no haberse presentado ante la Justicia en 2012 y “en nombre de las autoridades de Estados Unidos” por un pedido de extradición.

“Julian Assange, de 47 años, ha sido arrestado hoy, jueves 11 de abril, por agentes del Servicio de Policía Metropolitano en la embajada de Ecuador, en [cumplimiento de] una orden emitida por el Tribunal de Magistrados de Westminster el 29 de junio de 2012, por no presentarse ante el tribunal”, informó la Policía Metropolitana.

Poco después, esa fuerza de seguridad informó que Assange también quedó detenido “en nombre de las autoridades de Estados Unidos” por una orden de extradición.

“Julian P. Assange, de 47 años, el fundador de WikiLeaks, fue arrestado hoy en el Reino Unido de conformidad con el Tratado de Extradición entre Estados Unidos y el Reino Unido, en relación con un cargo federal de conspiración para cometer piratería informática por haber aceptado hackear una contraseña en una computadora del gobierno de Estados Unidos con información clasificada”, señaló hoy el Departamento de Justicia del gobierno de Donald Trump. El técnico australiano es acusado junto a la exanalista de inteligencia estadounidense Chelsea Manning a acceder a miles de documentos de defensa confidenciales para luego divulgarlos y podría enfrentar una pena máxima de cinco años de cárcel.

El fundador de Wikileaks llevaba casi siete años en la embajada de Ecuador en el Reino Unido. En 2012 enfrentaba una orden de detención emitida por Suecia: ese país lo reclamaba por dos acusaciones de presuntos delitos sexuales que luego no prosperaron. En junio de ese año, Assange se refugió en la embajada de Ecuador en el coqueto barrio londinense de Knightsbridge. Dos meses después, el entonces presidente ecuatoriano Rafael Correa le concedió asilo. Más adelante, Assange también obtuvo la nacionalidad ecuatoriana.

Sin asilo

Sin embargo, la relación entre Assange y Ecuador se deterioró luego de que Correa dejara el cargo, cuando Lenín Moreno asumió como presidente en mayo de 2017. “Ecuador decidió soberanamente retirar el asilo diplomático a Julian Assange por violar reiteradamente convenciones internacionales y protocolo de convivencia”, aseguró el mandatario ecuatoriano tras la detención.

Moreno justificó la decisión de retirar el asilo diplomático por la “conducta irrespetuosa y agresiva” de Assange dentro de la embajada en Londres, pero manifestó que el Reino Unido se comprometió “por escrito” a que no será extraditado a un país donde pueda afrontar pena de muerte.

“La paciencia de Ecuador ha llegado a su límite. [Assange] instaló equipos electrónicos de distorsión no permitidos, bloqueó las cámaras de seguridad de la misión de Ecuador en Londres, ha agredido y maltratado a guardias de la sede diplomática, ha accedido sin permiso a archivos de seguridad de nuestra embajada”, enumeró el presidente de Ecuador.

“Cuando asumí la Presidencia de Ecuador, heredé esta situación y dictamos un protocolo de convivencia, que es lo mínimo que alguien exige a un huésped que vive en su casa. Ecuador cumplió con sus obligaciones en el marco del derecho internacional. El señor Assange violó reiteradamente disposiciones expresas de las convenciones sobre asilo diplomático de La Habana y de Caracas a pesar de que se le solicitó en varias ocasiones que respete y cumpla dichas normas”, relató Moreno.

Correa, residente en Bélgica, acusó a su sucesor Lenín Moreno de ser el “traidor más grande de la historia” latinoamericana y de cometer un “crimen” por “entregar” al fundador de WikiLeaks. “Moreno es un corrupto, pero lo que ha hecho es un crimen que la humanidad jamás olvidará”, tuiteó el exmandatario ecuatoriano.

Related Posts

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com