Internacional

Demanda puede enviar a la bancarrota a El Salvador

Compartir

(Por. BCC Mundo).- En una oficina en Washington, no falta mucho para que tres árbitros decidan, sin derecho a apelación, la demanda presentada por la compañía minera multinacional OceanaGold contra El Salvador.

En juego está, según el gobierno del país centroamericano, nada menos que la salud de sus habitantes.

Mientras que la minera insiste en la importancia de mantener la seguridad jurídica que los inversionistas esperan para defender sus intereses.

El caso tiene implicaciones también para el futuro de otras naciones en América Latina y el resto del mundo.

“Lo que está en juego es si una empresa internacional puede utilizar el sistema de arbitraje internacional para obligar a un Estado soberano a cambiar sus leyes. O si es el inversionista extranjero quien tiene que cumplir las leyes del país en que ha decidido invertir”, le dijo a BBC Mundo Luis Parada, coordinador del equipo de abogados de la empresa estadounidense Foley Hoag que representa a El Salvador.

A lo que la minera argumenta que defiende derechos adquiridos de manera legítima.

Contaminación

OceanaGold, una minera canadiense-australiana, demanda a El Salvador por la decisión del país de no otorgarle una concesión para explotar oro.

El gobierno salvadoreño asegura que la explotación podría contaminar los escasos recursos acuíferos de que dispone la nación.

El reclamo inicial de la compañía fue por US$314 millones, una cifra luego reducida a US$250 millones.

El monto cercano es el equivalente al presupuesto de tres años de salud, educación y seguridad pública combinados, según dijo durante un viaje a Canadá para divulgar la posición salvadoreña Yanira Cortez, procuradora adjunta para la defensa del medio ambiente del país centroamericano.

“Tenemos el derecho a decidir sobre nuestros propios recursos naturales”.

Ya tuvo lugar la audiencia final y se espera en cualquier momento una decisión del CIADI, el panel de arbitraje del Banco Mundial con sede en Washington.

Para Luis Parada, “lo que OceanaGold quiere en realidad es que El Salvador, ante la amenaza (de tener que pagar) les otorgue la concesión”.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com