Política

Defensa de Balda quiere que la justicia formalice prescripción de la causa (video)

Compartir

(Diario EL UNIVERSO).- La defensa de Fernando Balda, asambleísta alterno de Sociedad Patriótica (SP) y exdirigente de Alianza PAIS (AP), confía en que su cliente recuperará su libertad la próxima semana, una vez que el juez que conoce la causa acepte la prescripción del delito que se le imputó.

Carlos Rubio, parte del equipo de defensa, informó que el pasado jueves solicitó al juez primero de Garantías Penales del Guayas, Enrique Rodríguez, la prescripción de la pena de dos años de prisión a la cual Balda –quien está en la Penitenciaría del Litoral– fue sentenciado por un juicio de injurias.

Rubio explicó que el pedido se basó en los artículos 101 y 107 del Código Penal, que detallan los motivos para la prescripción de una acción penal.

Aseveró que el delito expiró en agosto pasado porque el dictamen en contra de su cliente fue emitido el 25 de febrero del 2010, por el antecesor de Rodríguez, Ángel Rubio Game.

El abogado sostuvo que el juez Rodríguez tiene 48 horas para despachar el escrito y que como este tiempo contempla los días de feriado por ser una materia penal, espera ser notificado con la respuesta a más tardar el lunes próximo.

Video por  canalNTN24

El Colegio de Abogados del Guayas, que encabeza el equipo de defensa del asambleísta, estudia otras acciones legales para exigir la reparación del daño ocasionado a su cliente, toda vez que él está “secuestrado por el Estado ecuatoriano”.

Balda fue detenido en Bogotá, Colombia, el pasado miércoles, y deportado a Ecuador.

Las autoridades de ese país alegaron que sus pares ecuatorianos lo requirieron porque afrontaba una sentencia condenatoria. También justificaron su decisión en que él estaba en situación irregular en Colombia desde octubre del 2009.

Pero su esposa, Vanesa de Balda, rechazó este último argumento en una entrevista que dio al canal colombiano NTN24 el jueves, desde Bogotá.

Ella contó que se mudaron en el 2010, a raíz del fallo por el juicio de injurias que fue emitido el 25 de febrero de ese año. “Fernando pensó que era mejor esperar a que termine esa sentencia y regresar (a Ecuador) y seguir con su vida política”.

Admitió que no tenían documentos, pero aclaró que los estaban tramitando y no estaban en la clandestinidad. Y reflexionó que si la expulsión de su esposo fuese por su condición de irregulares, ella y sus cuatro hijos –uno es de Balda– habrían sido deportados también.

Related Posts

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com