Noticias Locales

¡DARÉ EL PRIMER PASO!

Compartir

Patricio Valdivieso Espinosa
pavevaldivieso@hotmail.com

Sin datos estadísticos claros, que definan la magnitud del álgido problema de contagios que tenemos en Loja, pasamos el semáforo de rojo a amarillo, descartando incluso la discrepancia entre el COE cantonal y los médicos del COE provincial, que sugieren postergar dicha transición. La disyuntiva entre mantener el aislamiento de la gente y el distanciamiento que promueve el nuevo escenario, pierde peso, cuando lo medular en las calles y casas, es la discusión: cómo llevar el pan a la casa, cómo retomar el trabajo, cómo cubrir deudas, cómo pagar pensiones y arriendos, aún a costa de poner en riesgo la salud y la vida.

También, es indiscutible que, cuando la vida está en juego, no podemos cometer el desatino de retar al destino, recordando que somos simples mortales. El inconveniente se torna complejo; sin embargo, en la realidad, tenemos que enfrentar los problemas como vengan, obrar con mucha cautela, anteponiendo el bienestar familiar y colectivo, frente al individual. Es cierto que debemos ponderar: la vida, la salud, el trabajo, la economía; pero, si esto se va de largo, nadie podrá seguir confinado, viendo con desesperación como su familia se muere de hambre, especialmente quienes no tienen un sueldo, y viven honradamente de su trabajo diario.

Lo cierto, es que nos creíamos intocables, pensamos que a todos les puede pasar, menos a nosotros. Por eso, si lo vivido, no nos cambia, ni nos hace reflexionar, todo estará perdido. Tengo confianza en el cambio de la gente, sé que mañana alcanzaremos un mundo mejor, por eso daré el primer paso. Si salgo a trabajar por imperiosa necesidad, me cuidaré al máximo: usaré la mascarilla de forma permanente, guardaré distanciamiento en el lugar que me encuentre y lavaré mis manos a cada momento; haré caso, de un gran médico amigo, el Dr. Ramón Aguirre, que amablemente gastando su valioso tiempo, me dio este sano consejo.

Como dicen que inevitablemente el contagio será masivo, mientras encuentren la curo o las autoridades lleguen a consensos, lo mejor es potenciar mis defensas, y más allá de las recetas médicas y las de la abuela, debo ponerme en forma, ahora por salud; debo estar bien, no puedo dejarme vencer por el miedo, porque el miedo debilita mi sistema inmunológico. Es obvio que al decirnos quédense en casa, se les olvidó recomendarnos hagan deporte, y si los ejercicios estimulan la oxigenación de la sangre y pulmones, hay que hacerlo todos los días.

En otras palabras, es necesario controlar la ansiedad y combatir el estrés, son dos de las causas más influyentes para el desgaste del sistema inmunológico, que nos conduce a ser más propensos y a sufrir con mayor gravedad enfermedades virales y molestias respiratorias. Si le sumamos que, el sedentarismo nos causa un mayor riesgo de infección, es mejor retomar a tiempo los beneficios de la actividad física, que aumentan nuestras defensas, combatiendo no sólo el riesgo de ser infectados, sino de fortalecer nuestra capacidad para superar la enfermedad, en caso de ser contagiados. ¿Quién se atreve? ¡Yo daré el primer paso!
@srradioEc

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com