Blog

 Breaking News

Cuide la salud de su niño en este regreso a clases

Cuide la salud de su niño en este regreso a clases
septiembre 11
12:02 2018
Compartir

Quito.- La Organización Mundial de Salud (OMS) estima que para el 2025 el número de lactantes y niños con sobrepeso en el mundo aumentará a 70 millones. En Ecuador, según datos de la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut 2015) el 29,9% de niños desde los 5 hasta los 11 años tienen sobrepeso y obesidad. Las alarmantes cifras han motivado acciones conjuntas entre gobierno, comunidad médica y sociedad civil, con el objetivo de reducir el consumo de grasas y azúcares en menores de edad.

En este contexto, y a propósito del regreso a clases, un grupo de expertos convocados por la Sociedad Mexicana de Pediatría analizó el papel de los sustitutos de azúcar como herramienta para controlar el peso de aquellos niños y adolescentes que tienen sobrepeso u obesidad. El equipo, integrado por pediatras y nutricionistas, analizó la evidencia relacionada con la seguridad y beneficios de este tipo de edulcorantes para la población infantil.

En primer lugar, los especialistas corroboraron que los endulzantes sin calorías que actualmente se comercializan en varios países de la región para endulzar bebidas y alimentos cuentan con la aprobación de las autoridades tanto nacionales como internacionales para que sean consumidos por niños y adolescentes, por lo que puede ser recomendable incluirlos en la lonchera diaria en este regreso a clases.

Por otra parte, los expertos señalaron que los sustitutos de azúcar ayudan a disminuir la ingesta de energía y, por lo tanto, pueden ser una herramienta útil y segura para reducir el consumo calórico dentro de un plan de alimentación balanceado.

Contrario a lo que muchos piensan, este grupo de especialistas confirmó que el consumo de sustitutos de azúcar no aumenta el apetito, ni tiene relación con el desarrollo de alergias, padecimientos gastrointestinales, cáncer o alteraciones de la conducta en niños y jóvenes.

El análisis, publicado en la Revista Mexicana de Pediatría, concluye que los edulcorantes no calóricos son totalmente seguros y pueden incorporarse dentro de la dieta de niños y adolescentes como una herramienta para combatir el sobrepeso y la obesidad, sobre todo si se mantiene un estilo de vida saludable, acompañado por la práctica habitual de actividad física.

La OMS, en su cruzada por combatir la obesidad infantil en el mundo, recomienda a los gobiernos informar de mejor manera a las familias sobre las consecuencias que pueden traer el sobrepeso y una alimentación desbalanceada, así como la adopción de conductas saludables que implican actividad física constante y una dieta equilibrada.

About Author

admin

admin

Related Articles

Radio en vivo

Facebook

Multimedia – Audios

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com