Internacional

Critican a la Policía de Nicaragua por permitir agresión a líder empresarial

Compartir

Managua.- (EFE).- Un grupo de abogados defensores de los derechos humanos criticó este lunes a la Policía de Nicaragua por permitir que simpatizantes del Gobierno del presidente Daniel Ortega atacaran con balines y piedras el vehículo en el que viajaba el líder empresarial José Adán Aguerri.

“La Policía Nacional, las tropas antidisturbios y los cuerpos de seguridad están para prestar esa seguridad y esa garantía al ciudadano de que su vida no va a correr peligro, que su integridad física y su seguridad personal no va a sufrir ningún menoscabo y eso no lo estamos viendo”, denunció en rueda de prensa Julio Montenegro, del organismo Defensores del Pueblo.

Aguerri, presidente de la principal cúpula patronal de Nicaragua, fue atacado el sábado pasado por una “turba” de simpatizantes sandinistas ante la presencia policial, que, según dijo, no hizo nada por evitarlo.

Ese ataque ocurrió en la ciudad de León, 90 kilómetros al noroeste de Managua, después que un retén policial detuviera el vehículo que manejaba el empresario y le ordenaran a él y a sus acompañantes a bajar del automóvil.

Los agentes requisaron en dos ocasiones el vehículo, en el que también viajaba el comentarista político Jaime Arellano, quien recientemente regresó de Estados Unidos a donde se había exiliado por razones de seguridad en el marco de la crisis sociopolítica en la que está inmersa Nicaragua desde abril de 2018.

Según la denuncia, decenas de simpatizantes de Ortega llegaron al lugar a bordo de motocicletas, la mayoría con sus cascos de protección para no ser identificados, y una vez que los reconocieron, “empezaron a atacar con piedras y bates gritando que quieren paz”.

Entre insultos y amenazas, los simpatizantes de Ortega gritaban al empresario y a sus acompañantes que tenían que pagar por el “fallido intento de golpe de Estado”, que es como el Gobierno tilda las manifestaciones antigubernamentales que estallaron por una impopular reforma a la seguridad social, y derivó en exigencias de renuncia al mandatario por las muertes causadas.

Después de los insultos, lanzaron piedras al vehículo, al que también golpearon con bates, y un balín que dispararon con un arma hechiza o artesanal, de acuerdo con la denuncia.

Los afectados reclamaron a los agentes, que tenía los documentos del vehículo, y como no se inmutaron, huyeron del lugar en el coche porque consideraron que corrían peligro sus vidas.

Aguerri y el comentarista Arellano visitaron la ciudad de León, donde tiene la sede Radio Darío, cuyo propietario es Aníbal Toruño, otro que recién regresó del exilio y cuya emisora fue incendiada en el marco de las protestas.

El despacho jurídico Defensores del Pueblo pidió al Estado cesar el asedio y la persecución contra aquellos que piensan distintos al Gobierno de Ortega.

El Cosep, antes de la crisis que estalló en abril del año pasado, mantenía una alianza de consenso con el Gobierno y con sindicatos sandinistas, la cual se rompió por la forma en que el Estado respondió a las protestas.

Aguerri también pertenece a la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que era la contraparte del Ejecutivo en la mesa de negociaciones con la que se buscaba una salida a la crisis, y que el mandatario dio por concluido de forma unilateral el 30 de agosto pasado.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 328 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 595 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 200 y denuncia un intento de golpe de Estado.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com