Compartir

Quito.- (@srradioEc).- La presidenta del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), Ing. Sofía Almeida Fuentes solicitó al Director General del Consejo de la Judicatura (CJ), Pedro Crespo transparencia y toda la información sobre el concursos de méritos y oposición para la designación de los Jueces de la Corte Nacional de Justicia.

Por pedido de la presidenta del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), Sofía Almeida, acudió ante el Pleno del CPCCS el Director General del Consejo de la Judicatura (CJ), Pedro Crespo, para responder a las dudas de la ciudadanía sobre el concurso para la designación de los jueces de la Corte Nacional de Justicia. Durante la Sesión Ordinaria Nro. 59, de este 18 de noviembre, el Dr. Crespo respondió las preguntas de los consejeros, acompañado de dos vocales del CJ y varios miembros del equipo técnico a cargo del concurso.

“Es menester que el CPCCS tome acción sobre todos los temas en los que la ciudadanía requiera explicaciones, nuestra función es buscar transparencia” aseveró la presidenta Almeida, al destacar la importancia de la presencia de las autoridades responsables del concurso.

Una vez que se analizaron los argumentos expuestos por el CJ, por moción del consejero David Rosero, el Pleno del CPCCS resolvió:

Solicitar al Consejo de la Judicatura entregar al CPCCS la información detallada sobre el concurso, con el objetivo de transparentar el proceso ante los cuestionamientos públicos.

Que el Consejo de la Judicatura preste las facilidades a los veedores acreditados por el CPCCS para que estén presentes, observen y vigilen las etapas del proceso, así como se facilite la información necesaria para su labor.

Invitar a las universidades públicas y privadas para que deleguen una persona que participe como técnico informático, como parte de la veeduría ciudadana conformada para este fin.

Además, por moción de la consejera María Fernanda Rivadeneira, se resolvió instar al pleno del Consejo de la Judicatura para que se transmitan en vivo las pruebas teóricas, prácticas, sobretodo su calificación, y que dicha transmisión quede guardada en la página web institucional, para que los ecuatorianos conozcan todos los detalles del concurso. Así también, se cree en el módulo del concurso de jueces de la página web, un acceso directo para que los ciudadanos puedan acceder fácilmente y denunciar cualquier acto que consideren irregular.

Finalmente, por pedido de la consejera Ibeth Estupiñán, complementado por la presidenta Sofía Almeida, se resolvió convocar ante el Pleno del CPCCS a la persona que coordine la Veeduría Ciudadana que vigila el concurso, a fin de que presente el informe actualizado sobre las observaciones y avances de este proceso de control social.

Las preguntas que realizaron los consejeros, y las preguntas que los ciudadanos les hicieron llegar para que se expongan durante la sesión, giraron en torno a las fallas que habría presentado el sistema informático del concurso, un cambio en el reglamento para la valoración de las calificaciones, garantías para evitar que se repitan estos problemas en las etapas posteriores del concurso, aplicación de instrumentos legales de paridad de género, metodologías de calificación, entre otros.

El Dr. Pedro Crespo inició su intervención señalando que el CJ reconoce y valora la importancia de que los ciudadanos cuenten con una institución como el CPCCS para vigilar la transparencia en el sector público.

En relación a las preguntas de los consejeros manifestó que el CJ desarrolló un nuevo sistema informático para el concurso, tomando en cuenta las recomendaciones que la Contraloría General del Estado había hecho sobre concursos anteriores. Acotó que no se cuenta con la certificación del sistema, sin embargo se buscarán los recursos para hacerlo.

Respecto al cambio en el reglamento para la valoración de los parámetros de calificación, señaló que obedeció a un error en la elaboración del documento, por lo que el Pleno del CJ aprobó una fe de erratas, para que coincida la sumatoria de puntaje en los parámetros con el máximo total que se puede alcanzar.

Calificó como “error de buena fe” al envío de un correo electrónico a los postulantes con calificaciones que no les correspondían, pues se trataba de un correo de prueba que debía enviarse a un destinatario simulado y no a los concursantes. Añadió que internamente se han tomado las medidas respectivas para evitar que se repitan los errores.