Política

Correa corrige lo que dijo a Jaime Guevara, pero vuelve a descalificarlo

Compartir

(Diario EL UNIVERSO).- El presidente Rafael Correa –en la parte final de su sabatina de ayer– rectificó los calificativos de “borracho” y “drogo” con los que se refirió la semana pasada al cantautor y activista de derechos humanos Jaime Guevara, quien el 29 de agosto le manifestó su rechazo mostrándole “la mala seña” (dedo del medio). Tras una introducción al tema, leyó la rectificación: No es borracho ni drogadicto.

Recalcó que “la mala seña” es una contravención y justificó su reacción inicial afirmando que Guevara olía a licor y que desconocía que tenía problemas de salud. El mandatario rebatió los comunicados del artista en Facebook y lo vinculó a los “mediocres”, “mentirosos”, “patanes”, “miseria humana”, “insultadores”… que se oponen a su gobierno, en general, y a la explotación petrolera en el Yasuní, en particular.

Preguntó al auditorio cómo hubiesen reaccionado si alguien les hace una seña obscena. “¿Quién no lo sienta de un buen puñetazo?”. Y agregó: “Si quieren pongo mi cargo a consideración…, pero no me pidan que me deshumanice y tenga que aguantar a esta caterva de mentirosos, de amargados, de sinvergüenzas, de mediocres”.

Esta es la rectificación que leyó el mandatario:

“Que el señor Jaime Guevara es malcriado y mentiroso; que puede tener militancias de izquierda equivocadas; miopes, virulentas y torpes; que además es anarco, virulento y agresivo; que más aún tiene una enfermedad irreversible, cisticercosis, que provoca en él virulencia extrema y ataques epilépticos desde hace décadas, especialmente cuando tiene accesos de rabia e indignación contra quien no piense como él; que estos ataques lo llevan a tener la mirada perdida, incapacidad de vocalizar palabras, dificultad para expresarse y para mantener el equilibrio, todo lo cual lo hace parecer como borracho y bajo efectos de la droga, más aún cuando apesta a alcohol seguramente por medicinas que toma; pero de acuerdo a personas que lo conocen y a sus propias declaraciones, no es borracho ni drogadicto”.

Otros temas

Aseguró que los requisitos que entrar al Yasuní –como presentar las notas periodísticas antes de publicarlas– no son censura previa, sino una normativa vigente desde el 2011 y que existe en países como España, Costa Rica o México.

Aclaró que con el dinero de la explotación del Yasuní se atenuará la pobreza.

Durante la sabatina, Correa mencionó que se reunió con representantes de los grupos Nobis y Albacora para hablar del puerto de Posorja.

En este tema, reconoció que hubo un error. “Creo que por ahí cometió un error la subsecretaria, porque si yo quito la concesión es porque tengo otra alternativa. Si no la tengo, mejor lo que hago es empujar al inversionista, así esté atrasado en el cronograma. Ojalá que venga la inversión, que es lo que todo el mundo desea, más allá de que vamos a hacer los puertos públicos”, enfatizó.

Sobre las becas: Reformas

Análisis socioeconómico

Rafael Correa destacó las becas entregadas por el régimen y anunció que habrá una reforma que incluye un análisis socioeconómico de los postulantes, para que el Estado no pague los estudios de quienes tienen más dinero.

Si este tipo me hubiera hecho una seña obscena delante de mi madre o de mi esposa, le hubiera dado tal patada…, que se hubiera tenido que sentar de oreja el resto del año”. Rafael Correa, presidente.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com