Política

Contraloría difundirá examen realizado a selección de jueces

Compartir

(Redacción EL COMERCIO).- La presidenta de la Corte Nacional de Justicia, Paulina Aguirre, rechazó ayer (17 de enero del 2019) las acusaciones que se difundieron en su contra en el programa Agárrate, de la periodista Patricia Polea. Según este espacio informativo, Aguirre no cumplió con los procedimientos para ser calificada como jueza nacional, pues no existen registros de que haya rendido las pruebas teóricas y psicológicas.

La magistrada aseguró que sí rindió los exámenes y calificó a esas acusaciones como “un pasquín miserable”. Por eso adelantó que en su momento tomará acciones legales. “Haré uso de todos los mecanismos que me provee la ley, porque no voy a permitir que una carrera judicial de más de 30 años, limpia y sin una sola sanción se vea atacada este momento por intereses oscuros de quienes quisieron estar en la terna de la Corte Nacional, para formar parte del nuevo Consejo de la Judicatura”.

En noviembre del año pasado, la magistrada solicitó al Consejo de la Judicatura (CJ) copias certificadas de las notas obtenidas en la prueba teórica y los resultados del examen psicológico. En este entonces, el CJ transitorio le manifestó que no existe su examen.

“En noviembre tuve conocimiento que alguien le pidió al Consejo de la Judicatura mi prueba psicológica y teórica y el organismo dijo que no aparece. El CJ es el responsable de los documentos y archivos de los funcionarios judiciales. Ellos son los custodios, ellos son los que deben responder sobre los documentos que dicen que no existen”.

Poco después de estas declaraciones, en el Consejo de la Judicatura Transitorio, habló su titular Marcelo Merlo.

El funcionario dijo que no puede confirmar ni desmentir las supuestas irregularidades en este tema y señaló que él no ha entregado información alguna a la periodista venezolana Patricia Poleo.

Según Merlo, cuatro asambleístas solicitaron datos respecto a la sección de los jueces en el 2012 y que la entidad les proveyó de la documentación.

El funcionario confirmó que el proceso de selección de la Corte Nacional fue revisado por la Contraloría y que desde hace cuatro meses existe un borrador del informe.

Merlo adelantó que conoce todo lo que contiene el examen, pero que no puede divulgarlo hasta que la entidad de control haga público los detalles encontrados.

De hecho, a las 14:30 del lunes de la próxima semana se leerá el examen especial realizado a los concursos de méritos y posición, impugnación ciudadana y control social para la designación de jueces y conjueces de la Corte Nacional de Justicia.

En la tarde, el presidente de la Judicatura se reunió con un grupo de personas que pidió se investiguen las denuncias.

Temprano, también estuvieron en el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, en donde pidieron que se analice los datos divulgados por la periodista Poleo.

En agosto del 2017, esta periodista también difundió una serie de e-mails que se habría filtrado y que demostraría la injerencia política en el sistema judicial ecuatoriano.

En ese entonces, Gustavo Jalkh, quien manejaba la Judicatura, calificó como delincuencial la divulgación de correos sobre la justicia.

“Se pone ahí, medio recortado, un correo que habríamos intercambiado el presidente (Rafael) Correa y yo. Sí intercambiamos correspondencia”, dijo el funcionario, pero aclaró que el contenido de los correos no implica la vulneración de la independencia.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com