Nacionales

Consternación foránea tras fin de propuesta ecológica Yasuní ITT

Compartir

(Diario EL UNIVERSO).- Los países y colectivos internacionales que apoyaron la iniciativa Yasuní ITT lamentan la decisión del gobierno de Rafael Correa de liquidar la propuesta ecológica, que pretendía conservar el crudo de un área protegida a cambio de una compensación económica.

Algunos colaboraron con dinero y otros con campañas informativas; y cada cual tiene su lectura sobre el fin del plan.

En el primer grupo está Alemania, que hasta el momento ha sido el contribuyente más frontal al acusar del fracaso exclusivamente a Ecuador.

El Ministerio de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania, que comprometió 34,5 millones de euros (unos $ 45,33 millones), responsabilizó directamente al jefe de Estado.

Y lo hizo para desvirtuar uno de los argumentos que Correa expuso el pasado 15 de agosto, cuando anunció la noticia, esto es, que el mundo había fallado al país, pues en seis años se recaudó el 0,37% de lo esperado.

La Embajada germana en Quito informó en un boletín que “las asignaciones se realizaron” bajo el supuesto de que el Gobierno ecuatoriano estaba comprometido con el Yasuní.

Y citó un convenio bilateral que se firmó al respecto, pues Alemania nunca quiso contribuir al fideicomiso internacional que se creó para recaudar los fondos para el Yasuní.

Correa reprobó la postura alemana y, por eso, anunció la terminación unilateralmente del acuerdo y la devolución de “hasta el último centavo”.

Pero la Alianza para el Clima (Klima-Bündnis), con sede en Alemania y que agrupa a organizaciones de 21 países europeos, alega que Berlín también es responsable del fracaso.

Su director, Thomas Brose, dijo al medio alemán Deutsche Welle que su país dejó pasar “una gran oportunidad” cuando en primera instancia no accedió a aportar al fideicomiso.

El informe del Fondo Fiduciario Yasuní ITT del 2012 indica que hasta diciembre de ese año había 18 contribuyentes, entre gobiernos (nacionales y regionales), fundaciones, empresas privadas y particulares.

En la segunda clasificación está Earth Day Network, una ONG con sede en Estados Unidos y presencia en 192 países, que dio $ 158.853 e impulsó campañas en eventos de cambio climático y en internet.

Su presidenta, Kathleen Rogers, confiesa a este Diario que aun está “en shock” por la noticia, y que siente una mezcla de tristeza e impotencia por el potencial que tenía el plan.

Ella cree que la propuesta murió porque el presidente Correa no le dio más tiempo, pero dice que respeta sus motivos de querer combatir la pobreza con la comercialización de crudo.

En cambio, el gobierno que más ha contribuido al fideicomiso es Italia, con $ 1’965.519; y a través de un canje de deuda.

Su embajador en Quito, Gianni Piccato, anuncia que la inversión se reorientará hacia el sector que ambos países crean conveniente, y remarca que las relaciones bilaterales están en perfecto estado.

Piccato opina que el plan no recaudó el dinero deseado por la crisis financiera que atravesó la Unión Europea (UE).

Dos ONG con sede en España, Ecologistas en Acción y el Observatorio de la Deuda en la Globalización, coinciden con la postura de Correa, en el sentido de que faltó corresponsabilidad de la comunidad mundial.

Los ciudadanos de Ecuador ahora tienen que marcar la diferencia y hacerle entender al presidente Rafael Correa que proteger la reserva del Yasuní es importante”.

Kathleen Rogers, ONG en EE.UU.

Alemania tiene no solo una responsabilidad por el fracaso de proteger al Yasuní ITT de la extracción de hidrocarburos, sino que ha dejado pasar una gran oportunidad”.

Thomas Brose, ONG en Alemania

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com